Si el Sistema Nacional de Salud (SNS) quiere seguir manteniendo su alto nivel, “es imprescindible retener su talento y centrar todos sus esfuerzos en apoyar el trabajo de los profesionales que lo componen”. Así lo ha puesto de manifiesto Rodrigo Gutiérrez, director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, en la inauguración del VIII Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria, un evento organizado por Redacción Médica y en el que colaboran Air Liquide Healthcare, Alexion, Cardiva, GE Healthcare, Ipsen y Sanofi.


La ciudadanía espera que la Administración sea capaz de asumir los retos a los que se enfrenta el sistema y, para ello, es necesario trabajar en adaptar el modelo a los nuevos perfiles”, ha asegurado Gutiérrez, quien ha expuesto en su discurso los desafíos a los que se enfrenta la sanidad española.

En concreto, nuestro SNS debe abordar seis importantes transformaciones para seguir siendo puntero a nivel mundial. La primera de ella es el acelerado envejecimiento de la población (provocado por la alta longevidad y la baja fecundidad). Tanto es así, que para el año 2050, España será el segundo país más envejecido del mundo, ha cifrado Gutiérrez.

Inauguración del VIII Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria.

Otro cambio importante es el rol que actualmente juega la mujer: de pasar a tener un papel en el cuidados de los pacientes y los dependientes a reivindicar, cada vez más, un papel más activo en la sociedad. Asimismo, el tercer motivo de transformación gira sobre la limitada capacidad del sistema para hacer frente a nuevas transformaciones. “Hasta 2006, el SNS era una potente herramienta para hacer frente a la desigualdad, pero las políticas de austeridad redujeron las herramientas que tenemos para luchar contra esa brecha”.

La globalización y el cambio climático son otros de los notables retos, así como la incorporación de la tecnología y la innovación al sistema sanitario público. Por último, el sexto reto que ha citado el director general de Ordenación Profesional ha sido la sostenibilidad política, económica y moral del Estado del Bienestar. En su intervención, ha destacado cómo la consciencia fiscal de la ciudadanía había mejorado desde 2013, pero durante la crisis económica, la reticencia a pagar impuestos para sufragar políticas públicas aumentó entre los españoles. Ante esto, considera que “conviene que los responsables públicos expliquen bien la necesidad de un buen sistema público”.

Las grandes actuaciones en sanidad


Gutiérrez ha apuntado a varios ejes de actuación en los que lleva trabajando el Ministerio que él representa y en las líneas estratégicas por las que hay que seguir en el futuro. En concreto, en su opinión, el SNS debe ahondar en el principio de equidad y accesibilidad, bien a través de la Atención Primaria, que debe “asumir el liderazgo que le corresponde”, como la sanidad rural, que “debe sustentarse en infraestructuras modernas”.


En 2050, España será el segundo país más envejecido del mundo


Asimismo, la sanidad debe avanzar en aumentar las coberturas de su cartera básica de servicios, teniendo en cuenta medidas coste-eficientes. Un ejemplo de ello, ha expuesto, son los medicamentos CART, que “aunque son muy costosos, tienen un impacto global y efectivo sobre el sistema”, ha manifestado.

Finalmente, Gutiérrez ha abogado por mantener y garantizar la equidad y la universalidad del SNS, eliminando de forma progresiva los copagos y avanzando en el impulso de medidas como el Plan de Salud Bucodental, una medida que, tal y como ha adelantado el director general, el Ministerio de Sanidad ya tiene un redactado en el que priorizará a los menores, las mujeres embarazadas y a las personas con discapacidad.

"La labor del alto cargo no siempre tiene la visibilidad que merece"


Por su parte, José María Pino, presidente de Sanitaria 2000, ha destacado que este Encuentro Global de Altos Cargos es “una cita obligada que, con los años, ha adquirido relevancia propia y ha conseguido congregar a personas influyentes, con alta responsabilidad y capacidad en la toma de decisiones trascendentes”.

En su discurso, Pino ha puesto en valor el trabajo que realizan los altos cargos en sanidad, “un trabajo que no siempre tiene la visibilidad y el prestigio que merece, a pesar del alto grado de compromiso adquirido”, por lo que “vuestra opinión sobre los temas que abordaremos y las medidas que estáis aplicando son de gran interés para todos”.

Para finalizar, el presidente de Sanitaria 2000 ha asegurado que “nadie pone en duda que un buen gobierno y una buena gestión garantizan un buen funcionamiento del sistema y una óptima asistencia”.



Un momento de la inauguración del VIII Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria.

Un momento de la inauguración del VIII Encuentro Global de Altos Cargos de la Administración Sanitaria. 



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.