Así transformará el cambio climático la consulta del médico

La subida de las temperaturas medias en la superficie del planeta alarga e intensifica las épocas de polinización

La reducción de las precipitaciones también agravaría los efectos sobre la salud.
Así transformará el cambio climático la consulta del médico
sáb 10 agosto 2019. 10.00H
El calentamiento global está detrás del incremento de las temperaturas y del descenso de las lluvias. Dos razones por las que cada vez hay más niños, y más pequeños, en las consultas de los pediatras debido a las alergias. También hace que se facilite el contagio de enfermedades infecciosas. Es decir, que, de seguir así, todo apunta a que cada vez habrá más personas en las consultas del médico por estos cambios en el tiempo. Y por la mayor contaminación y por el consumo de alimentos procesados. Dicho de otra menera, por el acutal modo de vida

"El calentamiento global está incrementando los casos de alergias en niños cada vez más pequeños. Uno de los motivos del aumento progresivo de las alergias es que la subida de las temperaturas medias en la superficie del planeta está alargando e intensificando las épocas de polinización", explica a Redacción Médica Mercedes Escarrer, presidenta Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (Seicap).

"La reducción de las precipitaciones durante estos períodos, a su vez, también agravaría los efectos sobre la salud. Esta incidencia se ha detectado en la población infantil con menor edad, debido, probablemente, a su vulnerabilidad al deterioro del entorno. Uno de cada cinco niños de entre 13 y 14 años es alérgico al polen, pero los expertos ya han observado que los casos están apareciendo desde los tres años de edad", prosigue. 

Contagio de enfermedades infecciosas


En una entrevista con la agencia Efe, Arturo Martínez, coordinador de Intectología y Microbiología Clínica del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) de México, declaró que los efectos del cambio climático pueden facilitar el contagio de enfermedades infecciosas, especialmente las respiratorias, por los cambios que se ocasionan en el sistema inmunitario.

El infectólogo aseguró entonces que el aumento de la temperatura global determina cada vez más el comportamiento de fenómenos atmosféricos que provocan "cambios en la fisiología del cuerpo" y hace que "las personas que tengan afecciones pulmonares crónicas sean más susceptibles de adquirir enfermedades", indicó, siendo las más afectadas las personas que padecen asma, enfisema pulmonar o la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Además, un estudio internacional, en el que participaron centros españoles como la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha alertado de que los efectos del cambio climático en la zona Mediterránea van a traer como consecuencia más enfermedades cardiovasculares

Más alergias 


En general, Mercedes Escarrer explica que el diagnóstico de alergias ha experimentado un crecimiento exponencial en las últimas décadas. "Por un lado, la población está más informada y concienciada con las patologías alérgicas, haciendo que acudan al especialista para su diagnostico precoz y, por otro, existen avances en las técnicas diagnósticas, que incluye entre otros los avances en diagnostico molecular y el descubrimiento de nuevos alérgenos, todo esto favorece un mayor diagnóstico, pero también existe un incremento real de la prevalencia de las enfermedades alérgicas.


"Las alergias respiratorias como la rinitis y el asma están influenciadas por el aumento de las temperaturas"


Y, por tanto, los alergólogos ven a más pacientes por consultas. Escarrer señala que se puede constatar en los estudios epidemiologicos 'Alergológica 2015' comparado con 'Alergológica 2005', que el primer motivo de consulta es la rinoconjuntivtis (6 de cada 10 pacientes consultan por este motivo), que ha aumentado de un 55 a un 62 por ciento en estos 10 años. El segundo motivo de consulta es el asma (23,4 por ciento) y el tercero la alergia a medicamentos (17,7 por ciento).

"Las alergias respiratorias como la rinitis y el asma están influenciadas por el aumento de temperaturas con un aumento de periodos de polinización y con la contaminación, que empeora la calidad del aire respirado aumentando la incidencia de enfermedades respiratorias como el asma y haciendo que el polen sea más alergénico", asegura.

Alimentos procesados


Por su parte, las alergias alimentarias han aumentando de un 7 a un 10 por ciento en esos diez años de estudio. Escarrer explica que en los países occidentales se calcula que se produce cada 3 minutos una visita a los servicios de urgencias por alergia a alimentos y cada  seis minutos se desencadena una anafilaxia de causa alimentaria, cuyos casos han aumentado en los últimos años tal y como lo confirma un estudio llevado a cabo en EE.UU, publicado en la revista de la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica.

Además, según la comparación de los estudios 'Alergológica', las visitas a urgencias por este motivo aumentaron un 214 por ciento entre 2005 y 2014, sobre todo en bebés y niños más pequeños (entre los 0 y los 2 años), y el alimento causante en la mayoría de los casos fueron los frutos secos.

"El aumento en la prevalencia de la alergia alimentaria se ha relacionado con múltiples factores, como pueden ser el modo de vida actual, las modificaciones en los hábitos alimenticios, con ingesta de comida más procesada, que contienen más cantidad de aditivos, que se añaden para modificar las características físicas del alimento; su capacidad de conservación, que produce un aumento de la exposición a alérgenos. Además de un mayor riesgo de contacto con alérgenos ocultos, existen cambios en la flora intestinal, la contaminación ambiental, etc", asegura la presidenta de la Seicap.

"Estos factores ambientales -prosigue- pueden producir cambios en la expresión de determinados genes, que pueden ser heredados en futuras generaciones agravando el problema de la alergia alimentaria. Las nuevas generaciones en las que está aumentando la incidencia de alergias alimentarias parece que puedan tener una menor probabilidad de superar su alergia y conseguir tolerancia al alimento".

La contaminación 


La experta también señala que se ha observado un aumento en la prevalencia de alergia respiratorias como consecuencia de varios factores ambientales, como la contaminación. "Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 93 por ciento de la población infantil en todo el mundo está expuesta a niveles de partículas finas más altos de lo permitido, y 630 millones de menores de cinco años están expuestos a niveles de contaminación por encima de las pautas de calidad del aire establecidas por la OMS", asegura la presidenta de la sociedad científica. 


"Factores ambientales pueden producir cambios en la expresión de determiados genes"


"Todo ello -añade- afecta no solo de forma directa a los niños, contribuyendo, tanto al desarrollo de enfermedades respiratorias alérgicas o asma, como al agravamiento de sus síntomas, sino también indirectamente puesto que se ha demostrado que determinados pólenes son más alergénicos cuando las plantas de las que proceden están expuestas a mayores niveles de contaminación".

"Esta contaminación agravada por los combustibles diésel, provoca modificaciones en la estructura de los pólenes haciéndolos más alergénicos, porque desarrollan proteínas llamadas de estrés, que son un mecanismo de defensa, siendo más alergenicas de las habituales, además de recubrir al polen haciéndolo más alergénico, e incluso, llegan a ejercer de medio de transporte para los alérgenos, introduciéndolos más profundamente en las vías respiratorias", prosigue. 

En definitiva, todos estos factores hacen que aumenten ciertos tipos de alergias y patologías y, como consecuencia, que cada vez haya más pacientes en la consulta del médico. 






Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.