Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Especialidades > Psiquiatría

Los biomarcadores psiquiátricos aún quedan lejos de la consulta

Miquel Roca, presidente del Congreso Nacional de la especialidad, glosa los últimos avances

Miquel Roca es presidente del Comité Organizador del XIX Congreso Nacional de Psiquiatría, que se celebra en Palma de Mallorca entre el 27 y el 29 de octubre.
Los biomarcadores psiquiátricos aún quedan lejos de la consulta
Viernes, 21 de octubre de 2016, a las 16:00
Los biomarcadores psiquiátricos son una realidad en los laboratorios, no así en la práctica clínica cotidiana. Con todo, los avances en esta área se postulan entre los más atractivos de los que da a conocer, del 27 al 29 de este mes, la XIX edición del Congreso Nacional de Psiquiatría, esta vez en Palma de Mallorca, que organizan la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP), la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB) y la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental (Fespm).

De todos los trastornos mentales conocidos, la esquizofrenia se define como el más grave y presto a reflejar patrones medibles por el médico, sólo que su uso queda muy lejos de la consulta y sigue ciñéndose al terreno experimental, según ha confirmado a Redacción Médica el presidente de la Fespm y del Comité Organizador del evento, el psiquiatra Miquel Roca.

“Se trata de uno de los aspectos de la especialidad en que más hincapié se va a poner en esta edición del Congreso, tanto en esquizofrenia como en los trastornos afectivos, y las novedades se centran en tres áreas: neuroimagen, genética y neurofisiología”, ha explicado.

Conforme precisa el propio Roca, las pruebas de imagen y los perfiles genéticos revelan ciertas alteraciones potencialmente atribuibles a esa clase de enfermedades psiquiátricas, en tanto que algunos parámetros fisiológicos orientan, a veces, en la misma dirección y contribuyen a precisar el diagnóstico.

“Por el momento se limitan al campo de la investigación y, desgraciadamente, no son aplicables a la clínica y tardarán en serlo; también existen otros marcadores muy parecidos a los utilizados en Reumatología, como los de índole inflamatoria, que han revelado cierta utilidad en la salud mental”, ha añadido.

Psicoterapia ‘on-line’ y el ‘segundo cerebro’

Otras dos parcelas de la especialidad en boga –ha destacado Roca– son la incursión de las nuevas tecnologías (como la psicoterapia ‘on-line’ o las ‘apps’ para el seguimiento y evaluación del paciente psiquiátrico) y el ‘segundo cerebro’, como se conoce la estrecha relación demostrada entre el sistema nervioso central y el intestino, donde se acumula la flora bacteriana que se asocia, en parte, a la patología mental.

Otros campos de la Psiquiatría se actualizan, asimismo, en el Congreso, caso de la relación entre salud mental y endocrinología, en especial los trastornos de los afectos; la patología dual (aquella que aborda problemas mentales y consumo simultáneo de sustancias adictivas); el estigma social y su repercusión en el paciente psiquiátrico; la verosimilitud del mindfulness o atención plena como método terapéutico para algunos trastornos; la influencia cultural como factor ligado a algunos síndromes de nueva cuña reseñados en la clasificación internacional amaricana o DSM-V; o, entre muchos otros, la comorbilidad de síntomas obsesivo-compulsivos en enfermedades como el autismo, la esquizofrenia o los trastornos de acumulación (mal llamados síndrome de Diógenes).