La práctica del Tai-Chi reduce los síntomas del TDAH en los niños

Un estudio descubre mejoras en la atención y en el comportamiento al utilizar esta técnica

La práctica del Tai-Chi reduce los síntomas del TDAH en los niños
mié 22 abril 2020. 18.45H
En un estudio reciente publicado en el Journal of Developmental & Behavioral Pediatrics ha descubierto que una intervención de entrenamiento basada en el movimiento consciente (Tai-Chi) se asoció con mejoras significativas en los niños en edad escolar con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y mejoró su capacidad para regular el comportamiento hiperactivo, impulsivo y desatento.

Los resultados de este trabajo, realizado porStewart H. Mostofsky, director del Centro de Investigación de Neurodesarrollo e Imagen del Instituto Kennedy Krieger, y Karen E. Seymour, profesora asistente de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, sugieren que el control motor puede ser un biomarcador. Además, señalan que el Tai-Chi podría servir para mejorar el comportamiento en niños con TDAH.


"Los hallazgos de este estudio brindan apoyo para una nueva y prometedora intervención conductual en nios con TDAH"


"Los hallazgos de este estudio brindan apoyo para una nueva y prometedora vía de intervención conductual para niños con TDAH y dificultades relacionadas. La práctica de movimiento consciente se asocia con una mejor capacidad para controlar la atención y el comportamiento", explica Mostofsky.

"De forma crucial -añade-, los hallazgos también sugieren que la intervención de movimiento consciente contribuye a mejoras paralelas en el control motor, de modo que el examen motor podría servir como un biomarcador valioso, ayudando a monitorear la respuesta a esta prometedora intervención".

Los participantes fueron niños de entre ocho y 12 años que practicaban Tai-Chi durante ocho semanas con dos clases de 60 minutos por semana. Los síntomas del TDAH antes y después del tratamiento se evaluaron utilizando clasificaciones de padres altamente validadas. Además, el control motor se evaluó mediante un examen objetivo establecido de los signos motores del desarrollo.

Encontraron diversas mejoras tras la realización 


Después de la intervención, los niños mostraron reducciones significativas en los síntomas del TDAH: hiperactividad, impulsividad y falta de atención. Además, tuvieron mejoras en el comportamiento asociado de oposición desafiante.

Los niños también mostraron mejoras significativas en las medidas objetivas de control motor. Los autores destacan que hubo una fuerte correlación entre estos hallazgos, de modo que los niños que mostraron las mayores mejoras en el examen motor también mostraron las mayores mejoras en las calificaciones de los padres sobre el comportamiento del TDAH.

Ha habido muy pocos estudios previos de intervenciones de atención plena para niños con TDAH, y estos se basaron exclusivamente en medidas de resultado subjetivas basadas en el informe propio o de los padres. Los resultados de este nuevo estudio brindan un apoyo crucial para el potencial de la práctica de movimiento consciente para niños con TDAH y dificultades relacionadas. Para los autores, el siguiente paso importante será realizar un ensayo clínico de seguimiento. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.