Un nuevo estudio detecta niveles altos de transaminasas y bilirrubina en niños menores de 10 años

El riesgo de nueva hepatitis infantil tras covid perdura al menos 6 meses


19 may 2022. 11.20H
SE LEE EN 3 minutos
El riesgo de contraer hepatitis infantil persiste hasta seis meses después del contagio por Covid-19. Así lo revela un nuevo estudio en fase de preimpresión de la Escuela de Medicina de Cleveland (Ohio), en Estados Unidos.

La investigación, publicado en Medrxiv, ha revelado un riesgo significativo de elevación de transaminasas y bilirrubina en niños menores de 10 años tras padecer covid. Dicha elevación pudo identificarse incluso hasta uno, tres y seis meses después de dicha infección. De hecho, los investigadores también estudiaron al grupo de edad de 1 a 4 años, sin vacuna contra el coronavirus, extrayendo similares conclusiones.

Los niveles de transaminasas y bilirrubina se usan como indicadores para determinar una infección por hepatitis. En concreto, el nivel de transaminasas proporciona información sobre la inflamación hepática y la destrucción de células hepáticas, aunque los valores bajos o normales no excluyen la existencia de enfermedad en el hígado ni los valores muy elevados indican necesariamente una enfermedad avanzada.

Respecto a la bilirrubina, su acumulación produce una elevación en la analítica y es la responsable de la coloración amarillenta de la piel característica de las enfermedades del hígado (ictericia). Es frecuente que se eleve en las hepatitis agudas por los virus de la hepatitis A, B y E, según información del Hospital Clínic de Barcelona.

Para la realización de la citada investigación, se estudiaron, retrospectivamente, 796.369 niños entre marzo de 2020 y marzo de 2022. Del total, 245.675 habían padecido covid y 550.694 otro tipo de enfermedades virales.


Otros estudios también vinculan hepatitis y covid


Los resultados de este estudio están en la línea de otros trabajos también recientes, como el realizado por investigadores del Reino Unido, el país donde se originó esta enfermedad, apunta a una relación directa con el Covid-19.

La investigación, revisada por pares y publicada en la revista The Lancet, señala que algunos de los niños del Reino Unido e Israel diagnosticados con la hepatitis aguda tienen o tuvieron covid. Además, la mayoría de ellos no contaría con ninguna protección vacunal, ya que debido a su corta edad no entran dentro del rango establecido por las agencias reguladoras y los departamentos de salud pública.


La hepatitis infantil se extiende por Europa


En Europa, Italia y España son las dos grandes naciones afectadas en cuanto al brote de hepatitis de etiología desconocida en niños en la Unión Europea y el Espacio Económico Europeo. Un crecimiento muy similar al que se vivió hace dos años al inicio de la pandemia del Covid-19, siendo las dos naciones que más casos registraron de coronavirus al principio de la crisis sanitaria. 

Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aumentan a 429 los casos de hepatitis infantil aguda en el mundo, la mayoría en Europa, en donde, por ahora, se han registrado en 22 países, aunque sólo en 12 (entre ellos Reino Unido, España, Estados Unidos e Israel) se han detectado más de cinco casos en el territorio.

Otros 40 casos están pendientes de confirmación, ha indicado  la OMS, subrayando que tres de cada cuatro niños afectados son menores de cinco años, y que en un 15 por ciento de los pacientes fueron necesarios cuidados intensivos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.