El PSOE saca adelante una PNL que deja la coordinación de la estrategia en manos del Consejo Interterritorial del SNS

El Congreso delega en un estudio financiar la vacuna de la meningitis B
La portavoz socialista en la Comisión de Sanidad del Congreso, Ana Prieto


11 may 2022. 17.10H
SE LEE EN 3 minutos
La Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados se ha inclinado a favor de incluir la vacuna del meningococo B en el calendario común del Sistema Nacional de Salud (SNS), pero ha emplazado este paso adelante a la puesta en marcha de un nuevo estudio científico que avale la estrategia de inmunización. Un matiz que va en la línea de la estrategia del Ministerio de Sanidad para analizar este cambio mediante un grupo de trabajo.

El grupo socialista había presentado esta Proposición no de Ley en la Cámara Baja con el objetivo de tratar alcanzar una "unanimidad" de todas las fuerzas políticas. Sin embargo, el requisito de completar una investigación adicional ha provocado que formaciones como el Partido Popular o Junts hayan presentado sus propias enmiendas para tratar de acelerar el proceso. Todas han sido rechazadas, por lo que la votación ha salido adelante por 22 votos a favor pero con un núcleo duro de 12 abstenciones.

El punto de fricción se encontraba en el cuarto punto de la iniciativa parlamentaria, en el que el PSOE ha plasmado la voluntad de realizar “un nuevo estudio basado en la evidencia científica y en los datos epidemiológicos”. Mientras que la formación que integra el Gobierno ha cedido también buena parte de la responsabilidad al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) para que se encargue de seguir la hoja marcada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) contra esta enfermedad.

La portavoz socialista en la Comisión de Sanidad, Ana Prieto, ha defendido que el estudio es necesario debido a la “gravedad” de la meningitis y ha pedido al resto de grupos que no utilicen este debate como para generar “confrontación”. “En la sociedad española, somos cada vez más los que creemos que la sanidad no debe usarse como arma política”, ha esgrimido.

El estudio previo de la vacunación impide la unanimidad. 


Aunque la necesidad de expandir la vacunación ha sido bien recibida por todos los grupos. Las formas para llevarlo a cabo han motivado las diferencias durante el debate parlamentario. La diputada del Partido Popular Elena Castillo ha dado como buenos los informes de la Sociedad de Pediatría o los datos de las comunidades que ya están vacunando para insistir en que no son necesarios más análisis. “Estamos hablando de algo necesario y urgente”, ha apuntado.

En la misma línea se ha manifestado la parlamentaria de Junts Concepció Cañadell que ha puesto como ejemplo las investigaciones de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo sobre la patología. Y que ha advertido que la vacunación universal solo será posible si se dota a las comunidades autónomas de fondos necesarios. “Hay que actuar ya”, ha expresado.

Actualmente, la vacuna solo se puede obtener de manera gratuita en los servicios sanitarios de Castilla y León, Canarias, Andalucía, Galicia y Cataluña. En el resto de territorios la única vía pasa por hacer frente a un desembolso de cerca de 300 euros para comprar el fármaco de manera privada. “Para vencer a la meningitis lo que hay que hacer es acabar con la desigualdad vigente”, ha apostillado Cañadell
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.