Redacción Médica
17 de agosto de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Especialidades > Neurología

La incidencia de traumatismo craneoencefálico aumenta en verano

El incremento de los accidentes de tráfico y de las actividades deportivas son los principales responsables

Jesús Porta.
La incidencia de traumatismo craneoencefálico aumenta en verano
Redacción
Lunes, 16 de julio de 2018, a las 10:20
Cada año se producen en España unos 100.000 nuevos casos de traumatismo craneoencefálico y unos 600 de lesiones medulares de origen traumático, según la Sociedad Española de Neurología (SEN).

“Casi el 50 por ciento de las lesiones medulares y traumatismos craneoencefálicos que se producen al año son debidos a los accidentes de tráfico, y casi un 40 por ciento, a accidentes laborales y deportivos”, afirma Jesús Porta Etessam, director de la Fundación del Cerebro.

“En verano, al aumentar los desplazamientos por carretera, cuando debido al calor se descuida la utilización de cascos protectores u otras medidas de seguridad y al incrementarse la práctica de deportes y, sobre todo, los acuáticos, es cuando se registra un mayor número de accidentes de este tipo”.


Primera causa de muerte e incapacidad en menores de 45


Aunque la mayoría de consultas por traumatismo craneoencefálico son leves, es la primera causa de muerte e incapacidad en la población menor de 45 años en los países desarrollados. Las personas con lesiones medulares son entre dos y cinco veces más propensas a morir prematuramente y en el 50 por ciento de los casos de origen traumático, ocasionan tetraplejia.


El perfil tipo de afectado por lesión medular es el de un menor de 30 que sufre un accidente en verano


En España, un 15 por ciento de los que sufren un traumatismo craneoencefálico fallecen (es la primera causa de muerte en menores de 20 años) y al menos un 15 por ciento puede dejar discapacidad por secuelas neurológicas.


Más frecuente en hombres


Tres de cada cuatro pacientes de este traumatismo son hombres y se produce sobre todo en edades comprendidas entre los 15 y los 30 años –principalmente, por accidentes de tráfico– aunque también se dan con mucha frecuencia en la infancia (durante actividades de ocio) y en los mayores de 65 años, por caídas.

De todas las lesiones medulares que se producen anualmente en España, un porcentaje destacado corresponde a sucesos evitables, tras actividades deportivas y de ocio. El perfil tipo de los afectados es el de un joven menor de 30 años que suele sufrir el accidente en los meses de verano.


Traumatismos craneoencefálicos y accidentes en la piscina


Niños y adolescentes son los que con mayor frecuencia se ven afectados por traumatismos craneoencefálicos o lesiones medulares, generalmente por imprudencias a la hora de introducirse en el agua. Un 44 por ciento de las lesiones medulares graves por inmersión se producen en la primera visita a una piscina.

“Las lesiones medulares por zambullidas de cabeza durante el verano representan el 6 por ciento del total de los casos anuales y no dejan de incrementarse año tras año”, comenta Porta. “Todas las causas de lesiones de médula están descendiendo en incidencia, menos las provocadas por causas deportivas”.

Si se sospecha que el accidente puede ser grave o se desconoce la magnitud del daño, y sobre todo cuando se trata de caídas y golpes fuertes o accidentes de tráfico, se debe llamar al 112 y lo aconsejable es no mover al paciente y que sea el personal sanitario el que traslade o quite el casco al accidentado.