21 de septiembre de 2017 | Actualizado: Jueves a las 14:30
Especialidades > Neumología

La fibrosis pulmonar desbanca a la EPOC como primera causa de trasplante

Casi la mitad de los trasplantes de pulmón corresponde a pacientes con enfermedad pulmonar intersticial difusa (EPID)

José Manuel Cifrián, neumólogo del Hospital Marqués de Valdecilla.
La fibrosis pulmonar desbanca a la EPOC como primera causa de trasplante
Redacción
Martes, 25 de julio de 2017, a las 13:20
En 1990 se realizó el primer trasplante de pulmón en España, en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Tres años después, en 1993, esta técnica continuaba en una etapa incipiente, con 20 pacientes trasplantados en España. El año pasado, en 2016, 307 pacientes tuvieron la oportunidad de recibir un trasplante pulmonar en uno de los siete centros españoles que realizan esta avanzada práctica quirúrgica.

Entre 2001 y 2012, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) fue la primera causa indicadora de trasplante, por delante de las enfermedades pulmonares intersticiales difusas (EPID) y de la fibrosis quística, pero durante los cuatro últimos años, la EPOC ha dejado paso a las EPID como primer motivo de trasplante pulmonar en España. Esta es la principal conclusión de la sesión ‘EPID y trasplante pulmonar’, impartida por José Manuel Cifrián, neumólogo del Hospital Marqués de Valdecilla, en el marco del 50º Congreso de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), celebrado el pasado mes de junio en Madrid.

Atendiendo a las estadísticas de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), 135 de esos 307 trasplantes pulmonares fueron realizados a pacientes con patología fibrosa pulmonar (44 por ciento del total de los trasplantados en 2016). La fibrosis pulmonar idiopática (FPI), fibrosis de origen desconocido, constituye el grupo más importante de los pacientes afectos de EPID.

La FPI es una enfermedad grave y, en ocasiones, rápidamente progresiva, que es también la primera causa de trasplante pulmonar en situación de máxima urgencia, con prioridad nacional, y ha supuesto durante 2016 un 33 por ciento de las 46 situaciones de máxima urgencia pulmonar consideradas en España. Esta es, por tanto, la primera causa de trasplante pulmonar en España que, además, en muchas ocasiones, se ha de realizar con gran urgencia.

Listas de espera

Una de las principales preocupaciones de los equipos de trasplante y de la ONT son los enfermos que se encuentran en lista de espera. Los hospitales españoles registraron 668 enfermos del aparato respiratorio en lista de espera para un trasplante durante 2016, el 38 por ciento por EPID y 35 por ciento por EPOC. La mortalidad en lista de espera pulmonar en los últimos años oscila entre el tres y el cinco por ciento, aunque es importante destacar, que alrededor del 60 por ciento de las personas fallecidas que estaban esperando un trasplante eran enfermos de EPID.

Es por ello que se están desarrollando estrategias para incrementar la donación pulmonar, que incluyen entre otras el programa de donación en asistolia, la optimización del mantenimiento del donante pulmonar o la investigación de máquinas de preservación pulmonar ex vivo que permitan la mejor evaluación e incluso la recuperación de la función pulmonar de pulmones donado.

Profundizar en la investigación sobre la EPID

Se han constituido en grandes centros hospitalarios españoles Unidades Multidisciplinares de Alta Complejidad, acreditadas por Separ, para realizar un abordaje integral de esta enfermedad y avanzar en aspectos no solo clínicos, sino también de investigación y docencia. Los hospitales acreditados por Separ como Unidades Especializadas de Alta Complejidad en EPID son el Consorcio Hospital General Universitario de Valencia, el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, el Hospital Universitario de Bellvitge en l'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), el Hospital Universitario de La Princesa de Madrid, el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, el Hospital Universitario Vall d'Hebron de Barcelona, el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y el Hospital Universitario La Paz de Madrid.

Cifrián explica que es importante desarrollar la investigación en este campo y buscar biomarcadores de fibrosis pulmonar, que correlacionen datos clínicos, radiológicos, funcionales y patológicos, que permitan establecer que EPID va a evolucionar de forma más agresiva, con el objetivo de conseguir un mejor control desde las Unidades de Trasplante.

En una reciente reunión, realizada en el Palacio de la Magdalena de Santander en noviembre de 2016, los siete hospitales españoles que realizan trasplante pulmonar (el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, el Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, el Hospital Universitario Puerta de Hierro y el 12 de Octubre de Madrid, el Hospita Universitario La Fe de Valencia, el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba y el Complejo Hospitalario de A Coruña) acordaron, con el Área de trabajo sobre EPID de Separ, profundizar en estudios de investigación que incluyan encuentros periódicos entre los grupos de trasplante y neumólogos especializados en EPID, estudios sobre biomarcadores genéticos y serológicos, estudio y análisis de los pulmones explantados en los pacientes afectos de esta patología cuando se realiza el trasplante pulmonar, y avanzar en las características comunes de los procesos fibróticos y las enfermedades de origen autoinmune.