Redacción Médica
16 de agosto de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 18:30
Política Sanitaria > Medicina

La mortalidad es más elevada cuando hay sangre oculta en las heces

Un estudio relaciona la hemoglobina fecal detectable con la muerte por diversas enfermedades, no solo cáncer colorrectal

Robert J. Steele.
La mortalidad es más elevada cuando hay sangre oculta en las heces
Redacción
Martes, 31 de julio de 2018, a las 16:25
La hemoglobina fecal detectable se relaciona con la muerte por una amplia gama de causas, no solo cáncer colorrectal, de acuerdo con un nuevo estudio publicado en la versión electrónica de la revista científica Gut.

"La hemoglobina fecal podría tener potencial como un biomarcador modificable que se podría utilizar en la evaluación de la eficacia del estilo de vida y la prescripción de intervenciones para reducir el riesgo de mortalidad prematura y que también se podría utilizar para explorar los motivos fundamentales de los patrones diferentes de mortalidad en diversas poblaciones del mundo”, escriben Robert J. Steele, del Medical Research Institute, en el Ninewells Hospital and Medical School, en Dundee, Escocia, y sus colaboradores.

Los investigadores evaluaron datos de 134.192 hombres y mujeres, de 50 a 74 años al inicio, que se sometieron a una prueba de sangre oculta en las heces con guayacol entre el 29 de marzo de 2000 y el 29 de marzo de 2016. Después, compararon estos resultados, clasificados como positivos o negativos, con los datos de mortalidad de la base de datos de los Registros Nacionales de Escocia.

Más riesgo de morir por cáncer colorrectal 


Como se reportó en estudios previos, los investigadores encontraron que los pacientes con un resultado positivo en prueba de sangre oculta en las heces con guayacol (2.714) tenían un riesgo más alto de morir por cáncer colorrectal que los individuos con resultados negativos en la prueba.


Un resultado positivo en la prueba de sangre oculta en las heces con guayacol se asoció con aumento de riesgo de morir por enfermedades circulatorias


Además, un resultado positivo en la prueba de sangre oculta en las heces con guayacol "se asoció significativamente con un aumento del riesgo de morir por enfermedades circulatorias, enfermedades respiratorias, enfermedades digestivas (excluyendo cáncer colorrectal), enfermedades neuropsicológicas, enfermedades de la sangre y endocrinas y no cáncer colorrectal ", después del ajuste con respecto a factores como edad, género, pobreza y prescripción de medicamentos que aumentan el riesgo de hemorragia gastrointestinal.

Cuando se analizó según la causa de la muerte, la asociación permaneció relevante. El riesgo de muerte no se elevó significativamente para "causas externas" después del ajuste con respecto a edad, género y pobreza.

Utilizar estos hallazgos


Steele y sus colaboradores señalan que, con base en los hallazgos de estos estudios, se podría utilizar un resultado de una prueba positiva para alertar a los pacientes del riesgo de otras enfermedades, independientemente de que tengan o no tengan cáncer colorrectal.

En un comentario adjunto, Uri Ladabaum, profesor de gastroenterología y de patología en la Stanford University School of Medicine, en Stanford, California, Estados Unidos, señala que no está claro cómo utilizar mejor estos hallazgos del estudio para informar a la atención de los pacientes.

"Es bastante difícil establecer un programa de cribado de cáncer colorrectal que minimice los fracasos en todos los pasos del proceso continuo de las intervenciones, lo que incluye asegurarse del seguimiento apropiado de las pruebas fecales anormales”, comenta Ladabaum.

"Me temo que sería demasiado complicado implementar tales programas, no digamos el cribado en contextos oportunistas, y abordar también la reducción del riesgo en múltiples enfermedades además del cáncer colorrectal”, prosigue. 

Los autores reconocen las limitaciones del estudio, lo que incluye el hecho de que los resultados de prueba de sangre oculta en las heces con guayacol no proporcionan información cuantitativa, como los resultados de las pruebas inmunoquímicas fecales, y que no se evaluó el cumplimiento de la medicación prescrita o el uso de medicamentos de venta libre.

Los investigadores señalan que son necesarios estudios prospectivos basados en la población utilizando pruebas inmunoquímicas fecales cuantitativas para evaluar la relación de la hemoglobina fecal y el estado de salud y si se puede utilizar la hemoglobina fecal como un marcador significativo en la atención clínica.