17 feb 2019 | Actualizado: 19:00

Hígados al vacío, técnica española para lesiones de tráfico y 'balconing'

El método se aplicará para controlar las hemorragias internas y evitar complicaciones de compresión

El cirujano general y digestivo Juan José Segura operando.
Hígados al vacío, técnica española para lesiones de tráfico y 'balconing'
sáb 09 febrero 2019. 12.00H
El cirujano general y digestivo Juan José Segura, conocido por su atención a las personas que llegan a su hospital de Son Espases (Mallorca) tras protagonizar un caso de 'Balconing' , está en proceso de patentar internacionalmente una nueva técnica para controlar las hemorragias internas tras este impacto u otro parecido, como el de los accidentes de tráfico, aclara el especialista. Este invento consiste en utilizar un plástico y colocarlo alrededor del hígado, rodeándolo completamente; una especie de 'envasado al vacío' que ya se utilizaba durante las guerras mundiales.

"Cuando el hígado se rompe, empieza a sangrar porque se abre como si fuera un libro. Con las compresas buscamos comprimir y que además el hígado recupere su forma. Lo que hace la bolsa de vacío es rodear el hígado y ya ahí el cirujano le da su forma y al hacer el vacío se queda así", explica a Redacción Médica Segura, que lo ejemplifica: "Es como lo que anuncian en la teletienda para guardar los edredones, que le quitan el aire con una aspiradora para que se quede comprimido, pues se queda igual que eso". 

El plástico, explica el cirujano, se puede extraer en menor tiempo que con el sistema tradicional, que usa compresas para parar la hemorragia y dar forma al órgano. "En el packing tradicional uno mete las compresas, cierra al paciente y espera tres días. Aquí con dos días podría bastar y entonces habría que hacer una revisión quirúrgica para ver que esté todo coagulado y se pueda retirar". 


Pruebas con animales


"Pensamos que podíamos intentar desarrollar algo que mejorara la forma de manejar a los pacientes, porque el tradicional tiene un índice de fracaso, requiere una experiencia importante porque si comprimes más de la cuenta puedes producir la muerte del paciente al comprimir también otros órganos. Si lo haces de menos, el hígado va a seguir sangrando y, además, en este tipo de cirugías, es frecuente que se pierdan compresas con todas las complicaciones que se derivan", explica el médico a este medio. El método lo ha patentado junto a dos cirujanos del Servicio Andaluz de Salud (Jesús Cañete y Julio Reguera), y su compañero en Son Espases, Xavier González.

Lo patentaron en España hace dos años y ahora se ha extendido a nivel internacional: "Estamos ya a punto de firmar un acuerdo con una empresa privada que lo va a desarrollar". Por el momento, explica el experto, se ha estado probando en modelos porcinos. "Ahora estamos en fase de comenzar a plantear estudios más grandes y dar el salto a humanos. Antes de pasar a eso hay que pasar una serie de controles y estudios. Todavía nos queda un camino por delante", relata Segura, que calcula que en dos años se podrían estar haciendo los primeros estudios con humanos.












Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.