Coronavirus: residencias medicalizadas y videoconsultas tras el Covid-19

Los geriatras apoyan integrar los servicios sociales y lo sanitarios y que "no actúen como compartimentos estancos"

Imagen de una residencia de ancianos.
Coronavirus: residencias medicalizadas y videoconsultas tras el Covid-19
sáb 25 abril 2020. 13.40H
Según uno de los últimos informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la mitad de las muertes derivadas del coronavirus Covid-19 en occidente se han producido en residencias de ancianos. Un hecho que ha puesto sobre la mesa un debate sobre el sistema de cuidado de mayores y los equipos de dependencia de cara al futuro. Redacción Médica se ha puesto en contacto con profesionales sanitarios especializados en este área, geriatras e internistas, para conocer su opinión sobre los actuales modelos y cuál creen que sería el enfoque que España debería tomar cuando la gestión de la crisis culmine.

DIRECTO | Accede aquí a la última hora sobre el coronavirus Covid-19

Y es que, a juicio del presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), José Augusto García, si algo ha dejado claro esta pandemia es que hace falta "repensar" el modelo de atención de los mayores. “Los servicios sociales y los servicios sanitarios tiene que ir juntos y no pueden actuar como compartimentos estancos”, introduce García quien recuerda que ha sido la intervención de Salud en centros de mayores la que ha permitido parar la epidemia.

Desde la SEGG esta unión de ambas áreas se traduce, entre otros, en un ejemplo concreto: residencias de ancianos 'medicalizadas'. Centros de carácter sociosanitario, “uno por región”, que estén integrados en el territorio y en conexión directa con el hospital de referencia.

En este sentido, José Agusto García aboga por un modelo de nueva residencia medicalizada que cuente con, mínimo, un médico, un servicio de Farmacia con tratamiento intravenoso, enfermeras 24 horas, un gran espacio que se pueda dividir en salas (para, por ejemplo, realizar aislamientos ante virus tan contagiosos como el coronavirus), con un equipo de fisioterapeutas, conexión directa con el hospital de referencia, equipos para hacer análisis de sangre e, incluso, el instrumental necesario para hospitalizaciones de carácter leve.


Los geriatras apuestan por incrementar el rol de la Enfermería


En su modelo de residencias medicalizadas la sociedad apuesta por cambiar el rol de algunos profesionales como la Enfermería. “Se puede hacer una atención muy medicalizada en las residencias si incrementamos el número de enfermeras. La enfermera debe liderar la atención haciendo el seguimiento continuo con un médico”, ha añadido afirmando que, por el momento, no han cuantificado cuántas profesionales harían falta para este modelo de gestión. “Lo haremos cuando podamos -se lamenta-, ahora tenemos que hacer frente a la crisis”.


José Augusto García, sobre la Atención Domiciliaria: "Si tu le preguntas a alguien dónde quiere pasar sus últimos días te dirá que en su casa"


“Hay que hacer una planificación en territorio de las residencias igual que tenemos los hospitales divididos por de referencia, comarcal, etc. Y en esos territorios habrá que tener, al menos, dos categorías de centros de mayores: unas que se puedan medicalizar (una por cada región) y otras que no”, ha insistido.

Además, el presidente de la SEGG pone otro ‘problema’ sobre la mesa, las residencias de pequeñas dimensiones menores de 25 plazas que suponen el 21 por ciento del total. Unos centros que, como indica García, “es imposible que actúen como hospitales para hacer frente a una pandemia”.

A este respecto, José Agusto García también incide en la importancia de mejorar y potenciar la atención domiciliaria y los servicios a la dependencia. “Si tú le preguntas a alguien dónde quiere pasar sus últimos días siempre dirá que en su casa”, recuerda. La SEGG apuesta por potenciar los servicios domiciliarios y los pisos tutelados “incrementando mucho la atención a la dependencia de ambos servicios”.


Interna: más telemedicina y refuerzo de la Atención Primaria


Coincidiendo en algunos de estos aspectos se encuentra la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Su vicepresidente, Jesús Díez Manglano, apuesta también por una mayor comunicación entre el hospital y las residencias aunque “sin convertir estos centros en pequeños hospitales”.

Su iniciativa para agilizar la atención, algo en lo que coinciden ambos, se centra más en mejorar la telemedicina y hacer cosas que “se han puesto en marcha antes del Covid-19” y ahora han demostrado su eficacia "y necesidad". Así, Díez Manglano remarca que durante esta epidemia España está poniendo en marcha muchas consultas de telemedicina tanto por teléfono como con el apoyo de vídeo.

“La telemedicina está aquí y es posible”, incide recordado que con esta pandemia se han solucionado consultas y se ha controlado a los pacientes gracias a una llamada de teléfono. “Esto no puede ser que lo dejemos solo en la atención en época de crisis y debería de quedar para el futuro”.

Este método asegura, disminuye la necesidad de trasladar a los ancianos vulnerables. Además, la SEMI coincide en que es necesario mejorar la “rápida llegada a los centros sanitarios”.


La SEMI recuerda que los médicos más necesarios son los de AP


Bajo este punto de vista la SEMI aboga por hacer que la atención llegue al centro, como se hace en algunas CCAA con su programa de servicio de medicina interna hospital-centro de mayores. “Algunos servicios de Medicina Interna de España están participando en programas así con las residencias en los que tienen una comunicación directa con las residencias y el internista se desplaza al centro para ver a los enfermos; les evalúa y les pone tratamiento y por mecanismos de videollamada les hace el seguimiento”, ha concretado de este proyecto que se hace “en la era pre-coronavirus.


Díez Manglano, sobre las soluciones de la atención en residencias de ancianos: "La telemedicina está aquí y es posible"


La SEMI incide en la necesidad de que las residencias no se conviertan en “mini-hospitales” y que los médicos que “mejor manejan” a los enfermos fuera del hospital “son los de Atención Primaria”. Por ello, asegura que hay que reforzar la AP. “No es lo mismo tener un cupo de 1.500 cartillas con 25 pacientes en un centro residencial que que el cupo de residentes sea de 100”.

En líneas generales, el proyecto de la SEMI para mejorar las residencias de ancianos es que exista una mayor coordinación entre el hospital y el centro residencial, potenciar la Atención Primaria, la teleconsulta y, en enfermos crónicos complejos, una atención directa del hospital con la residencia con videollamada o en actividad presencial.

Respecto al alto número de fallecidos en residencias, la SEMI recuerdan que son pacientes muy vulnerables y que, además, en la sociedad actual hay pocos espacios de convivencia tan numerosos como las residencias y los hospitales. “Ya no hay cuarteles o internados donde puede haber muchas personas en las que se favorece la transmisión de enfermedades contagiosas como esta”, ha recordado. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.