El Cgcom y la Secpal presentan la Guía de Sedación Paliativa 2021 para la correcta aplicación de este tratamiento

"Lo urgente no era la Ley de Eutanasia, sino una de Cuidados Paliativos"
Marcos Gómez, Tomás Cobo y José María Rodríguez Vicente.


21 jul 2021. 11.00H
SE LEE EN 5 minutos
El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom) y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (Secpal) han presentado la Guía de Sedación Paliativa 2021, un documento que pretende servir de guía para la buena praxis y para la correcta aplicación de la sedación paliativa. Un texto que, según Tomás Cobo, presidente del Cgcom, nace en un momento “clave” y juega un “papel esencial”, el de proporcionar herramientas “verdaderamente útiles” en la práctica asistencial del día a día.

Bajo el reciente contexto de la entrada en vigor de la Ley de Eutanasia, Marcos Gómez, coordinador de la guía y experto en la materia, ha señalado que lo prioritario no era la aprobación de la Ley de Eutanasia, sino una Ley de Cuidados Paliativos. Una norma que, según Gómez, llevan pidiendo desde hace más de tres décadas. Y es que, según las cifras que ha aportado en la rueda de prensa, entre el 50 y el 60 por ciento de los enfermos al final de la vida va a necesitar sedación paliativa para tener un final apacible, digno y en su momento.

“Hemos hecho una demanda de una Ley de Cuidados Paliativos de forma persistente, desde el Cgcom, la Secpal y desde nuestro propio Observatorio. Llevamos más de 30 años intentándolo. Esto es un aviso a todos los partidos políticos porque, en estos años, han pasado por el Ministerio de Sanidad todos ellos y han hecho caso omiso a nuestra propuesta”, ha criticado Gómez, insistiendo en que lo prioritario debería haber sido llevar a cabo una Ley para atender a los enfermos para que no tengan que solicitar la eutanasia. “Hemos empezado la casa por el tejado”, ha añadido. 

Respecto a la sedación paliativa, el profesor ha explicado que se trata de un tratamiento médico que consiste en la disminución deliberada de la conciencia del enfermo, una vez se haya obtenido el oportuno consentimiento, mediante la administración de los fármacos con el objetivo de evitar un sufrimiento insostenible causado por uno o más síntomas refractarios, es decir, aquel que no responde a los tratamientos disponibles.

En opinión de Gómez, la sedación paliativa es una herramienta que debe ser conocida por todos los médicos porque "no hay ningun médico que, a lo largo de su carrera, no tenga que atender a un enfermo al final de su vida". "Tiene que saber que existe este tratamiento y aplicarlo perfectamente. Todos los médicos tienen un recurso para afrontar el final de vida de los pacientes", ha agregado.


Diferencias "significativas" entre sedación paliativa y eutanasia 


El coordinador de la Guía de Sedación Paliativa 2021 ha recalcado que aún existen una gran confusión entre sedación paliativa y eutanasia. "Hay una fina línea que los separa, pero no es en absoluto lo mismo", ha subrayado. A este respecto, el experto ha puntualizado que ambas prácticas tienen diferencias "significativas".

En palabras de Gómez, la intención de la sedación paliativa es aliviar el sufrimiento del enfermo; la intención de la eutanasia es acabar con la vida del enfermo. También son distintos los fármacos que se utilizan. En el caso de la sedación paliativa se utilizan, "en primer lugar y casi siempre", benzodiacepinas, mientras que, en el caso de la eutanasia, se aplican directamente barbitúricos.

En cuanto al procedimiento , en la sedación paliativa se utilizan las dosis mínimas para conseguir el objetivo, que es el de disminuir la conciencia del paciente para que no sufra; en el caso de la eutanasia se utilizan dosis "directamente letales". Los resultados también son diferentes. El resultado de la sedación paliativa es un enfermo dormido, sin sufrir, mientras que el resultado de la eutanasia "es un hombre muerto".

Por último, tanto Cobo como Gómez, han destacado que esta guía, elaborada por el Observatorio de Atención Médica al Final de la Vida del Cgcom y Secpal, pone en valor la sedación paliativa como una buena práctica médica que bien administrada no admite objeción de conciencia.

"La necesidad de adecuar la medicina científica en expansión y el respeto a la dignidad de los seres humanos es una de las cuestiones que aborda la Medicina Paliativa y que intenta reflejar este documento, que también pone de relieve que la adecuada formación de los médicos en esta práctica será la garantía de que ningún enfermo sufra innecesariamente al final de la vida", ha finalizado el presidente del Cgcom, que pretender difundir el texto entre todos los profesionales de la Medicina, incluidos estudiantes y residentes.

"Divulgar el conocimiento es una misión del Consejo” y este documento es un “instumento para que todos los médicos de nuestro país sepan como deben proceder”, ha añadido José María Rodríguez Vicente, secretario general del Cgcom.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.