La medida sale adelante con 202 votos a favor, 141 en contra y dos abstenciones

España ya es el sexto país del mundo con derecho a eutanasia
Aplausos en el Congreso tras la aprobación de la ley de la Eutanasia.


18 mar 2021. 12.50H
SE LEE EN 5 minutos
El Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves de forma definitiva la Ley Orgánica de regulación de la eutanasia, que entrará en vigor a los tres meses de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). La medida sale adelante con 202 votos a favor, 141 en contra y dos abstenciones.

Tras la votación, se ha producido un largo aplauso en la Cámara Baja, donde a primera hora de la mañana se ha producido el último debate sobre la ley, con la defensa acérrima por parte de la diputada socialista y exministra de Sanidad, María Luisa Carcedo; y las duras críticas de PP y Vox, quienes han anunciado que recurrirán la medida frente al Tribunal Constitucional

"Hoy somos un país más humano, más justo y más libre. La ley de eutanasia, ampliamente demandada por la sociedad, se convierte por fin en una realidad", se ha felicitado el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez. "Gracias a todas las personas que han peleado incansablemente para que el derecho a morir dignamente fuera reconocido en España", ha añadido a través de las redes sociales.

"Más allá de las legítimas diferencias de opinión, la legislación y regulación de la eutanasia se asientan sobre la compatibilidad de unos principios esenciales", ha remarcado durante su intervención en la Cámara Baja la ministra de Sanidad, Carolina Darias, quien ha afirmado que "hoy emprendemos el camino para que este derecho esté incluido como una prestación más en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, mejorando de este modo nuestra capacidad asistencial". 

Con el respaldo de las Cámaras a esta ley, España se convierte en el sexto país del mundo con derecho a la eutanasia tras Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Canadá y Colombia. En este último está contemplado como un derecho fundamental pero no está legislado.

Papel de los profesionales sanitarios en la Ley de la Eutanasia


El texto recoge que esta práctica se podrá llevar a cabo en España a pacientes que los soliciten y que se encuentren en un contexto de "padecimiento grave, crónico e imposibilitante o enfermedad grave e incurable, causantes de un sufrimiento intolerable".

Tal y como indica la ley, si el paciente está consciente, debe solicitar la eutanasia dos veces en dos documentos, haciendo patente que no es "resultado de ninguna presión externa". Tras la primera solicitud, el médico responsable informará al paciente sobre su diagnóstico, posibilidades terapéuticas y resultados esperables, así como sobre posibles cuidados paliativos, asegurándose de que comprende la información que se le facilita". Tras ello, el paciente deberá confirmar su intención. Además, tras la segunda solicitud, se debe producir una nueva reunión entre el paciente y el médico.

Será este médico quien autorizará el proceso, aunque antes tiene que pedir la opinión de un facultativo formado en el "ámbito de las patologías que padece el paciente" pero que no sea de su "mismo equipo del médico". Asimismo, la comisión de evaluación autonómica deberá elegir a dos expertos (uno de ellos jurista) que evalúen el caso.

Ambos expertos deben de estar de acuerdo en su decisión, ya que, de lo contrario, será el pleno de la comisión quien la tome. Del mismo modo, este texto recoge que los profesionales sanitarios directamente implicados en esta prestación "podrán ejercer su derecho a la objeción de conciencia", un reparo que "deberá manifestarse anticipadamente y por escrito".

Tramitación de la ley de la Ley de la Eutanasia


El PSOE rescataba su Proposición de Ley al Congreso de los Diputados el 24 de enero de 2020. Con ella, defendía el partido, se pretende "dar una respuesta jurídica, sistemática, equilibrada y garantista a una demanda social, regulando el derecho de toda persona que cumpla las condiciones exigidas a solicitar y recibir la ayuda necesaria para morir". La tramitación de la misma, sin embargo, tuvo que ser suspendida por la repentina irrupción de la pandemia de la Covid-19 en nuestro país. 

Fue el pasado 17 de diciembre cuando el Congreso de los Diputados dio luz verde, tras la celebración de un Pleno Extraordinario, al Dictamen de la Comisión de Justicia sobre la Proposición de Ley Orgánica para la regulación de la eutanasia en España con 198 votos a favor, 138 en contra y dos abstenciones. "Es un nuevo derecho civil que nos hace libres", se felicitaba entonces la exministra Carcedo. 

El pasado 10 de marzo, fue en el Senado donde se aprobó al Proyecto de Ley que regula el suicidio asistido, con los votos en contra de PP y Vox incorporando las enmiendas anunciadas en la Comisión de Justicia. Entre otras novedades se encontraba la creación de un “registro de profesionales sanitarios” declarados "objetores de conciencia" a la hora de practicar la eutanasia.

Además, se permite que el médico que trata al paciente y que presenta la solicitud de prestación de ayuda para morir pueda acceder al documento de instrucciones previas, al de voluntades anticipadas o documento equivalente. También se hace una modificación del texto original por la que el plazo máximo de diez días naturales que tiene el médico consultor para corroborar el informe del médico responsable queda referenciado a la segunda solicitud de la prestación de ayuda para morir

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.