Carcedo ha remarcado que la ley aporta una "nueva dimensión a la Ley de autonomía del paciente"

El Congreso aprueba las enmiendas del Senado a la Ley de la Eutanasia
Congreso de los Diputados.


18 mar 2021. 11.00H
SE LEE EN 5 minutos
El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves las enmiendas del Senado a la Ley Orgánica de regulación de la eutanasia, aunque la norma tiene que ser votada en su conjunto esta tarde. Así, la mayoría de la Cámara Baja ha respaldado, con 198 votos a favor, 142 en contra y dos abstenciones, lo acordado la semana pasada en la Comisión de Justicia de la Cámara Alta.

Carolina Darias, ministra de Sanidad, ha agradecido el respaldo de la Cámara a la ley y ha puesto en valor el trabajo de sus predecesores en el Ministerio: Salvador Illa y María Luisa Carcedo. "Hoy es un día importante porque avanzamos en el reconocimiento de los derechos", ha destacado la ministra, haciendo hincapié, "sobre todo, en las personas que se encuentren en una situación de grave padecimiento".

"Hoy no solo empezamos a legalizar la eutanasia sino que comenzamos el camino para que este derecho esté incluido en la cartera del SNS", ha zanjado la ministra.

Su compañera de partido y exministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha defendido que con "la aprobación de esta ley desaparece del código penal la sanción de la ayuda para morir", instando a que "los políticos, alguna vez, piensen en los ciudadanos que sufren". "Hoy, una mayoría de las Cortes Generales hemos cogido el testigo de las personas enfermas y sus familiares, que llevan años clamando por la regulación de este nuevo derecho", ha subrayado la diputada socialista. 

Carcedo ha remarcado que esta ley regula la libertad "con mayúscula" y que aporta una "nueva dimensión a la Ley de autonomía del paciente". La normativa, ha asegurado desde la tribuna, da a los ciudadanos libertad para decidir "y no para incumplir las leyes o hacer lo que a cada uno le dé la gana en pandemia o mantener los privilegios, que es el eslógab de la derecha", ha afeado. Carcedo, que ha insistido en que "el derecho a la vida va ligado a la dignidad humana", ha anunciado que se toman en consideración todas las enmiendas aprobadas en el Senado.

El PSOE presentó su proposición de ley al Congreso de los Diputados el 24 de enero de 2020 y, aunque ha contado con el apoyo mayoritario de ambas Cámaras, ha tenido que superar los vetos presentados por PP y Vox durante su tramitación en el Congreso y el Senado.

Respaldo de la Cámara a morir "con dignidad"


Iñaki Ruiz de Pinedo, del Grupo Parlamentario Euskal Herria Bildu, ha celebrado que, tras 20 años de intentos, se haya dado este "paso importante". El diputado ha señalado que la regulación de esta Ley se traduce en "dignidad" y en "vivir bien el final de nuestras vidas". Ruiz de Pinedo ha subrayado que ahora el reto al que se enfrenta el Gobierno reside en establecer cómo se desarrollará la misma.

"No hay que añadir sufrimiento moral y jurídico", ha añadido Joseba Andoni Agirretxea, del Grupo Parlamentario Vasco. Por su parte, Sara Giménez, diputada del Grupo Partamentario Ciudadanos, se ha mostrado a favor y ha enfatizado que esta Ley garantista supone un "avance en derechos" y un "hito histótico" que refuerza el compromiso de España con las libertades.

"Esta ley no obliga a nadie. Solo da la opción de escoger y eso se llama democracia", ha espetado Carolina Telechea, del Grupo Republicano, pidiendo que Vox y PP "no manipulen con mentiras a la Opinión Pública".

Críticas de la derecha española a la ley de la eutanasia


Por su parte, el Grupo Parlamentario Vox ha manifestado su total desacuerdo con la aprobación de esta regulación. "Han optado por la muerte, en lugar de los cuidados. Esta ley ataca a nuestro sistema sanitario y quedarán desprotagidas las personas más débiles", ha criticado la diputada Lourdes Méndez.

La representante de Vox ha señalado que "la vida no puede estar a disposición de los poderes públicos" y ha añadido que el Gobierno ha ignorado a la sociedad médica mundial y al Consejo General de Médicos. Además, ha asegurado que el Grupo Parlamentario presentará un recurso al Tribunal Constitucional.

En esta misma línea, el Grupo Parlamentario Popular ha espetado que es una Ley inconstitucional, que ha catalogado de "gran temeridad con graves consecuencias". El diputado José Ignacio Echániz, ha denunciado que "la ley permite a los médicos aplicar la eutanasia sin contar con la familia". En su opinión, la normativa no cuenta con el respaldo de las organizaciones sanitarias, bioéticas y de colectivos con discapacidad. 

Echániz considera que la ley es "un atentado al respeto a la dignidad humana, a la vida y al cuidado de la salud" y que se trata de un "acto antimédico y antiprofesional".

"Lo hacen con la coacción e intimidación de una lista negra de objetores que es un insulto a los profesionales a los que la sociedad ha aplaudido de forma unánime durante la pandemia", ha añadido el diputado, afirmando que se trata de "un chantaje que se les volverá en contra". 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.