21 de junio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:40
Especialidades > Medicina Interna

Una intoxicación alimentaria repetida puede derivar en enfermedad crónica

Según los especialistas la composición genética tiene un papel limitado en el desarrollo de enfermedades inflamatorias

Los investigadores trabajaron durante ocho años para llegar a esta conclusión.
Una intoxicación alimentaria repetida puede derivar en enfermedad crónica
Redacción
Viernes, 22 de diciembre de 2017, a las 12:00
Un nuevo descubrimiento revela cómo nuestro historial de infecciones bacterianas menores puede acumularse con la edad y causar una enfermedad inflamatoria severa y crónica. Estas infecciones pueden pasar desapercibidas y ser eliminadas por el cuerpo fácilmente sin tratamiento, pero puede iniciar una cadena de eventos que conduce a la inflamación crónica y colitis potencialmente mortal.

Así lo determina una investigación publicada este jueves en la revista Science. Estos nuevos hallazgos sirven también para identificar los orígenes misteriosos de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII).

Este trabajo ha vuelto cada vez más evidente que la composición genética de un individuo juega un papel limitado en la aparición de enfermedades inflamatorias comunes, como la colitis y la EII. El equipo observó que los estudios de otros laboratorios habían informado que las infecciones bacterianas estacionales en humanos se correlacionaban con un mayor diagnóstico de EII. "Tratar de determinar el origen de una enfermedad es importante, ya que a menudo supone tratamientos y prevenciones más racionales y efectivos", señala Jamey Marth, director de la investigación.

Un hallazgo preocupante para la población

"Este tipo de estudio nunca se había hecho antes y los resultados fueron impactantes. Observamos la aparición de una enfermedad inflamatoria progresiva e irreversible causada por infecciones previas. Eso fue bastante sorprendente porque el huésped había eliminado fácilmente el patógeno", explica Won Ho Yang, uno de los autores de la investigación.

"Estos hallazgos son potencialmente preocupantes para la población humana. La contaminación de los alimentos a estos bajos niveles bacterianos es probable que sea más común de lo que sabemos, mientras que los síntomas pueden ser inexistentes o leves y desaparecer en uno o dos días sin tratamiento. Repitiendo con el tiempo, encontramos que tales infecciones menores son suficientes para desencadenar meses de enfermedad y tal vez años más tarde, dependiendo de la cantidad y el momento de las infecciones que un individuo haya experimentado durante su vida", añade Marth.

Para llevar a cabo este estudio, los investigadores trabajaron durante ocho años. El proyecto ha sido una colaboración del Sanford Burnham Prebys Medical Discovery Institute , la UC Santa Barbara's Center for Nanomedicine , la UC San Diego en Estados Unidos y la Universidad Ludwig-Maximilian en Munich, Alemania.