24 de septiembre de 2017 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Especialidades > Medicina Interna

"Tenemos que superar la dicotomía entre cuidados curativos y paliativos"

El interés por la atención paliativa está creciendo entre los residentes de Medicina Interna, afirma Susana Plaza

Susana Plaza es jefa de Sección de Medicina Interna en el Severo Ochoa.
"Tenemos que superar la dicotomía entre cuidados curativos y paliativos"
Marcos Domínguez
Jueves, 29 de junio de 2017, a las 09:05
El grupo de trabajo de Cuidados Paliativos es el grupo de más reciente creación de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Está coordinado por Susana Plaza, jefe de Sección de Medicina Interna del Severo Ochoa de Leganés. En esta entrevista con Redacción Médica, Plaza apunta al paso de los cuidados a la atención paliativa y a la necesidad de una mayor concienciación sobre este aspecto de la Medicina hacia el que a veces no se quiere mirar.

¿Cuándo se estableció este grupo de trabajo? ¿Cuáles son sus principales actividades?

El grupo de trabajo de Cuidados Paliativos se estableció en diciembre de 2016. Somos el grupo más joven a pesar de la importancia de los cuidados paliativos en los Servicios de Medicina Interna. Nos planteamos como actividad principal el tratar de promover, dentro de los Servicios de Medicina Interna, una atención sanitaria específica a los pacientes en situación de enfermedad terminal y avanzada. Para ello es imprescindible realizar primero una concienciación de que los pacientes paliativos son muchos en Medicina Interna. Segundo, y muy importante, formarnos en cuidados paliativos; y tercero, intentar con nuestra experiencia diaria realizar investigación en este campo. Por ahora hemos tenido una buena acogida y se han apuntado al grupo un importante número de personas que ya trabajan en esta actividad y, lo que es más importante, numerosos residentes tienen la inquietud de conocer lo que son los cuidados paliativos.

¿Cuáles son las últimas novedades en la atención paliativa?

La mayoría de la gente, y lo que es peor, muchos de nuestros compañeros médicos o personal de Enfermería, relaciona los cuidados paliativos directamente con la muerte, el dolor, la morfina o la sedación. En la actualidad ese concepto ha cambiado radicalmente. El concepto actual de ‘cuidados paliativos’ o ‘enfermedad terminal’ ha evolucionado y se extiende a todo tipo de pacientes, tanto oncológicos como no oncológicos. No se habla de un periodo de tiempo de esperanza de vida ya que no importa el pronóstico de vida sino la complejidad del proceso.


"Cada día es mayor la concienciación de los internistas con los cuidados paliativos"


Se pasa de ‘cuidados paliativos’ como un servicio concreto, que se daba en los últimos días o semanas de vida excluyendo todo lo demás, a ‘atención paliativa’, que se da desde el principio de la enfermedad y que puede aplicarse en cualquier lugar dependiendo de las necesidades del paciente. Tenemos que superar la dicotomía de tratamientos curativos/paliativos hacia la combinación de los dos abordajes necesarios para una buena atención.

¿Cuándo deben comenzar los cuidados paliativos?

Como comentaba antes, es importante iniciar precozmente una atención paliativa. Esta atención puede promover la adaptación y mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades crónicas, progresivas e incurables con pronóstico de vida limitado. También les ayuda y facilita a que el proceso de adaptación se haga de acuerdo con los valores, creencias y las preferencias del paciente. Por supuesto los cuidados paliativos precoces alivian el sufrimiento provocado por las enfermedades, sean oncológicas o no, mediante el control de síntomas, apoyo psicológico, social y espiritual.

¿Están los internistas especialmente concienciados sobre la importancia de los cuidados paliativos? ¿Y las otras especialidades/el sistema de salud?

Realmente, cada día es mayor la concienciación de los internistas en cuidados paliativos. No obstante, queda mucho camino por recorrer. Nuestra especialidad está perfectamente entrenada para diagnosticar, investigar y tratar los procesos, pero en muchos casos, cuando la enfermedad se convierte en crónica e incurable, surge cierto grado de frustración que a veces hace que en muchos casos se llegue a situaciones de obstinación diagnóstica o terapéutica.

La mayoría de los internistas no toman decisiones de ‘paliar síntomas’ a no ser que el paciente esté claramente en agonía. La razón fundamental de este hecho radica en la visión tradicional de creer que los objetivos de curar y prolongar la vida son incompatibles con el objetivo de disminuir el sufrimiento y mejorar la calidad de vida.


"No hay formación específica de paliativos en la universidades españolas"


En otras especialidades sucede algo similar. Geriatría evidentemente tiene más concienciación en Cuidados Paliativos. Cada vez son más los neumólogos que combinan tratamientos activos con morfina para control de disnea en pacientes con enfermedad pulmonar crónica avanzada y los neurólogos que trabajan en equipos multidisciplinares que incluyen paliativos en enfermedades neurodegenerativas...

¿Están formados?

No hay formación específica en cuidados paliativos en la mayoría de las universidades españolas durante el periodo de grado. Tampoco existe una formación obligatoria durante la residencia dentro de la especialidad de Medicina Interna. Por tanto, los internistas que desean formarse en cuidados paliativos lo hacen a través de cursos, master o rotaciones voluntarias en el caso de los residentes por unidades de cuidados paliativos.

¿Qué elementos son necesarios para mejorar la atención paliativa actual?

Los más necesarios como comenté antes son inculcar una concienciación y la formación.
Después hay que aprender a trabajar en equipo. 

¿Qué hay de la coordinación interespecialidades/interniveles?

El trabajo en equipo es imprescindible para realizar unos buenos cuidados paliativos. Si el internista lleva las riendas de la atención del paciente paliativo, la relación con otros profesionales, tanto en el ámbito hospitalario (especialistas médicos o quirúrgicos, Enfermería, fisioterapeutas, psicólogos, trabajadores sociales, asistentes espirituales…) o extrahospitalario como servicios de urgencias extrahospitalarias, facultativos y Enfermería de Atención Primaria, equipos de soporte domiciliarios de paliativos etc, es imprescindible para desarrollar una asistencia compartida, adecuada a las necesidades, preferencias y demandas del enfermo y familia, sobre todo orientados a mejorar la calidad de vida. Hay que garantizar la continuidad de la atención y la prestación de los servicios en el momento y lugar más adecuados y con niveles óptimos de calidad y eficiencia.