Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05
Conocimiento > Ingeniería

El segundo ordenador más potente del mundo aterriza en los hospitales

La computadora es la "herramienta ideal" para que los científicos apliquen a los hospitales sus descubrimientos

El MareNostrum ha dado servicio a más de 3.000 investigaciones desde que se instaló la primera versión en 2005.
El segundo ordenador más potente del mundo aterriza en los hospitales
Redacción
Miércoles, 07 de diciembre de 2016, a las 12:10
El Barcelona Supercomputing Center -Centro Nacional de Computación (BSC-CNS) ha invertido 30 millones de euros en comprar un nuevo supercomputador MareNostrum, que será 12 veces más potente que el actual, podrá hacer 13.677 billones de operaciones por segundo y sería actualmente el segundo más capaz de Europa. Esta tecnología está pensada para que pueda ser utilizada por los investigadores en los hospitales. 

El supercomputador MareNostrum 4, con una potencia de 13,7 petaflops, ha sido adjudicado a IBM, que integrará en una sola máquina tecnologías propias, de Lenovo, de Intel y de Fujitsu, e integrará racks de tecnologías emergentes en EEUU y Japón. Según ha explicado a Efe el director del BSC-CNS, el ingeniero de telecomunicaciones Mateo Valero, aunque en diciembre comenzará la instalación, el nuevo supercomputador, que tendrá una potencia equivalente a 140.000 ordenadores personales juntos, y estará completamente instalado en junio.

Para dar una idea de su potencia y de la constante evolución tecnológica, Valero ha señalado que el nuevo supercomputador podrá hacer en un día lo que el primer MareNostrum de 2005, que en su día fue el cuarto del mundo, hacía en todo un año. "Si estuviese funcionando actualmente sería el primero más potente de la UE, el segundo Europa -el primero está en Suiza- y el 12º del mundo, pero es probable que en junio ya esté superado por otros superordenadores", ha puntualizado Valero. "De nada sirve que una computadora sea muy potente si no está preparada para trabajar con eficacia", ha señalado el ingeniero, que ha reconocido que la tecnología avanza tan rápido que en entre tres y cinco años ya se tendrá que pensar en ampliarlo de nuevo. "En los últimos 30 años, cada diez años se multiplica por mil la potencia de los ordenadores", ha puntualizado.

Investigaciones más complejas en menos tiempo

La nueva máquina, que se instalará en el mismo lugar en la antigua capilla de la Torre Girona, en el campus de la Universidad Politécnica de Cataluña, permitirá hacer investigaciones más complejas en menos tiempo y abrir el acceso a más investigadores. Según Valero, el nuevo superordenador será capaz de hacer más precisos los modelos para las prospecciones petrolíferas, delimitar la calidad del aire cada diez metros, "algo impensable hace pocos años", o modelar fidedignamente el cambio climático, entre otras investigaciones.

El MareNostrum ha dado servicio a más de 3.000 investigaciones desde que se instaló la primera versión en 2005. "A los investigadores nos hace mucha ilusión, es como si los Reyes Magos nos hubiesen traído el juguete que deseamos. Es una ilusión, pero también un reto", ha ilustrado el ingeniero.

Según Valero, el nuevo superordenador tardará mucho menos en hacer cálculos complejos y simulaciones, "lo que dará un impulso fundamental a la Medicina de precisión y personalizada", gracias a su alianza estratégica y colaboraciones con centros como el Instituto de Investigación Biomédica (IRB), el Centro de Regulación Genómica (CRG), los Centros Nacionales de Análisis Genómico (CNAG), de Investigaciones Oncológicas (CNIO), de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), o de los principales hospitales españoles. "Es la herramienta ideal para que los investigadores apliquen a los hospitales sus descubrimientos", ha indicado Valero.

El nuevo supercomputador contará con dos partes diferenciadas. El bloque de propósito general -provisto por Lenovo- tendrá 48 racks, con más de 3.400 nodos equipados con chips Intel Xeon de la próxima generación y una memoria central de 390 terabytes. Aunque su potencia será doce veces mayor que la de su antecesor, su consumo energético sólo aumentará un 30 por ciento y pasará a ser de 1,3 megawatios al año.

Un segundo bloque estará formado por 'clusters' de tres tecnologías diferentes que se irán incorporando y actualizando a medida que estén disponibles con tecnologías que actualmente se están desarrollando en Estados Unidos y Japón para acelerar la llegada de la nueva generación de supercomputadores exascala.

El nuevo MareNostrum 4 dispondrá de una capacidad de almacenamiento en disco superior a los 10 petabytes y estará conectado a las infraestructuras Big Data del BSC-CNS, que tienen una capacidad total de 24,6 petabytes, así como a la red de centros de investigación y universidades europeas. Igualmente, el nuevo superordenador seguirá formando parte de la red de supercomputación europea Partnership for Advanced Computing in Europe (Prace), cuyo objetivo es la creación de una infraestructura europea de supercomputación de alto rendimiento, y de la Red Española de Supercomputación (RES).