La FDA desaconseja el tratamiento con heparina al considerar que puede ser "peligroso"

"Los trombos con la vacuna de Janssen parecen ser extremadamente raros"
Peter Marks, director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA; y Anne Schuchat, subdirectora principal de la CDC.


13 abr 2021. 17.40H
SE LEE EN 3 minutos
Representantes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) y de la Administración de Drogas y Alimentos estadounidense (FDA) han celebrado una rueda de prensa para analizar la suspensión de la vacunación con el preparado de Janssen contra el coronavirus Covid-19 al poder estar relacionado con trombos. En este sentido, a pesar de que van a realizar una revisión más exhaustiva, han asegurado que estos efectos adversos son "extramadamente raros".

Asimismo, han aconsejado que las personas que hayan recibido esta vacuna y desarrollen los síntomas de dolor de cabeza intenso, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar dentro de las tres semanas posteriores deben acudir al hospital. No obstante, han indicado que el riesgo de coágulos sanguíneos peligrosos es "muy bajo" para las personas que recibieron la vacuna hace más de un mes.

Los CDC y la FDA están revisando los datos de seis casos notificados de un tipo de coágulo sanguíneo "poco común y grave" en individuos después de recibir la vacuna. En estos casos, se observó un tipo de coágulo de sangre llamado trombosis del seno venoso cerebral (CVST) en combinación con niveles bajos de plaquetas en sangre (trombocitopenia). Los seis casos ocurrieron entre mujeres de entre 18 y 48 años, y los síntomas se presentaron de 6 a 13 días después de la vacunación.

Los expertos han explicado que el tratamiento de este tipo específico de coágulo sanguíneo es diferente del tratamiento que normalmente se administra. Por lo general, se usa heparina para tratar los coágulos de sangre, pero: "En este contexto, la administración de heparina puede ser peligrosa", según han dicho.


Decisión de la EMA


Por su parte, la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ha subrayado este martes que está “investigando” los casos de eventos trombóticos detectados en Estados Unidos tras la vacunación Covid con el fármaco de Janssen. Además, ha asegurado que "actualmente no está claro si existe una asociación causal".

Como ya indicaron el pasado viernes, el Comité de Farmacovigilancia de la EMA (PRAC, por sus siglas en inglés) estaba estudiando los seis casos que se habían producido en Estados Unidos después de haber recibido la vacuna contra el Covid de Janssen.

Este martes, tras conocerse la decisión de la FDA y de la Unión Europea, una portavoz de la agencia ha afirmado en declaraciones a la agencia Efe que se está llevando a cabo “una revisión de una señal de seguridad”, y que el resultado de esta les llevará a decidir “si puede ser necesaria una acción reguladora”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.