¿Por qué España es el país perfecto para probar vacunas y fármacos Covid?

Desde Farmaindustria destacan que el factor más importante es el gran potencial investigador

Amelia Martín, responsable de la Plataforma de Medicamentos Innovadores de Farmaindustria.
¿Por qué España es el país perfecto para probar vacunas y fármacos Covid?
dom 04 octubre 2020. 15.40H
Mercedes Rivera
La crisis sanitaria provocada por el nuevo coronavirus ha dejado patente que España es uno de los países de referencia en investigación de tratamientos y vacunas para el Covid-19. De hecho, ocupa el primer puesto en Europa y el cuarto del mundo por número de ensayos clínicos en marcha.

Además de su potencial investigador, “la alta incidencia de este nuevo coronavirus en nuestro país ha sido un factor a tener en cuenta, porque ha facilitado el reclutamiento de pacientes ingresados en los hospitales con distintos niveles de afectación”, ha señalado Amelia Martín, responsable de la Plataforma de Medicamentos Innovadores de Farmaindustria. Sin embargo, “yo no diría que la prevalencia de la enfermedad haya sido el factor determinante de este protagonismo de España”, ha añadido.

DIRECTO | Accede aquí a la última hora sobre el coronavirus Covid-19

En este sentido, Martín ha incidido en que “nuestro país lleva mucho tiempo haciendo las cosas bien en materia de investigación biomédica”, destacando “el alto nivel de preparación de los profesionales sanitarios e investigadores, los grandes hospitales de referencia, la participación cada vez más alta de los pacientes, el entorno favorable para la investigación propiciado por las autoridades sanitarias y el compromiso y apuesta por España de la industria farmacéutica innovadora”.

Actualmente, España tiene en marcha más de 120 estudios, en diferentes fases de investigación, en alrededor de 170 hospitales españoles, públicos y privados, que han logrado implicar a unos 28.000 pacientes.


Tratamientos y vacunas frente al Covid-19


Para la industria farmacéutica “tanto la vacuna como los tratamientos son importantes para acabar con el virus y son una prioridad para el sector”, ha señalado la responsable de la Plataforma de Medicamentos Innovadores de Farmaindustria.

En total, ya han sido considerados y evaluados hasta 605 compuestos diferentes en todo el mundo. De éstos, unos 280 compuestos están siendo analizados clínicamente en ensayos de mayor o menor entidad.

Con respecto a los tratamientos en investigación, según los últimos datos que maneja la patronal internacional de la industria farmacéutica, Ifpma, los principales que se están analizando son los antivirales, los anticuerpos monoclonales, corticoides, inhibidores de la quinasa o la interleuquina y el plasma de convalecencia, así como los antiinflamatorios, entre otros.

“Las investigaciones realizadas hasta la fecha ponen de manifiesto que es determinante conocer la etapa de la enfermedad en que se encuentra el paciente, ya que la respuesta en determinados fármacos es diferente teniendo en cuenta la gravedad del paciente (subgrupos)”, ha explicado Martín.

Tal y como indican los datos de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), “la mayor parte de la investigación se está concentrando en el reposicionamiento de moléculas y este trabajo no está siendo tan efectivo como se esperaba”, ha reconocido Martín. Sin embargo, “la industria también está investigando sobre moléculas ya conocidas que aportan seguridad”.

En cuanto a las vacunas, las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelan que existen más de 190 vacunas en investigación, de las que 41 se encuentran en la fase clínica y, de ellas, diez están en fase III.

De hecho, algunas compañías están llevando a cabo la fabricación a riesgo de sus candidatas, un dato que “nos invita a pensar que en los primeros meses desde su aprobación podrían estar disponibles millones de vacunas, que habrá que distribuir de forma proporcional a escala mundial para que los ciudadanos puedan tener acceso a la misma de forma equitativa, conforme al compromiso del sector”, ha concluido Martín.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.