ESMO revela la eficacia de pembrolizumab en cáncer de cabeza y cuello

En el congreso europeo de Oncología Médica se han presentado resultados del estudio 'Keynote-048'

ESMO revela la eficacia de pembrolizumab en cáncer de cabeza y cuello
lun 22 octubre 2018. 19.10H
Redacción
La inmunoterapia con pembrolizumab mejora la supervivencia en pacientes con cáncer de cabeza y cuello que ha recurrido o metastatizado de acuerdo con los resultados más recientes del estudio ‘Keynote-048’, presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica, ESMO.

El tratamiento de referencia actual para el cáncer de cabeza y cuello metastásico o recurrente es la quimioterapia base de platino (5-bluorouracilo con cisplatino o carboplatino) más el inhibidor EGFR cetuximab. Alrededor del 35 por ciento de los pacientes responden al tratamiento, lo que conduce a una mediana de la supervivencia de apenas diez meses.

El estudio en fase III ‘Keynote-048’ examinó si el anticuerpo monoclonal anti-PD-1 pembrolizumab podía prolongar la supervivencia y retardar el desarrollo del cáncer en comparación con el tratamiento de referencia.

Se reclutaron a pacientes con cáncer de cabeza y cuello que no habían recibido previamente quimioterapia ni terapia biológica para la enfermedad recurrente o metastásica. Los pacientes se asignaron aleatoriamente al tratamiento de referencia con quimioterapia a base de platino y cetuximab, pembrolizumab en monoterapia o una combinación nueva de este fármaco más quimioterapia a base de platino.


Supervivencia global significativamente más larga


En la primera comparación, 301 pacientes recibieron pembrolizumab y 300 pacientes el tratamiento de referencia. En pacientes con tumor o células circundantes que expresan PD-L1, la supervivencia global era significativamente más larga con pembrolizumab (14,9 meses) que con el tratamiento de referencia (10,7 meses).

Un 23,3 por ciento respondió a pembrolizumab y un 36,1 por ciento respondió al tratamiento de referencia. La mediana de la duración de la respuesta fue más larga con pembrolizumab (20,9 meses) que el tratamiento de referencia (4,5 meses). No hubo ninguna diferencia en la supervivencia libre de progresión.


"Pembrolizumab parece prolongar la vida aunque el cáncer siga desarrollándose"


Barbara Burtness, de la Yale School of Medicine y primera autora del studio, ha señalado que “los pacientes con expresión de PD-L1 viven más tiempo cuando reciben tratamiento inicial con pembrolizumab”.

Los resultados fueron similares en pacientes con un punto de corte más bajo de la expresión de PD-L1. La supervivencia global fue significativamente más larga con pembrolizumab (12,3 meses) en comparación con el tratamiento de referencia (10,3 meses).

Alrededor del 19,1 por ciento de los pacientes que recibieron pembrolizumab respondieron al tratamiento en comparación con el 34,9 por ciento que recibieron quimioterapia de referencia. La mediana de duración de la respuesta fue más larga con pembrolizumab (20,9 meses) que la quimioterapia de referencia (4,5 meses).


Tasa de respuesta más baja pero mayor supervivencia


En la segunda comparación, 281 pacientes recibieron la nueva combinación de pembrolizumab y quimioterapia a base de platino y 278 recibieron el tratamiento de referencia. La supervivencia global fue de 13 meses con la combinación frente a 10,7 meses de la referencia. Las tasas de respuesta fueron de 35,6 por ciento para la primera, y 36,3 por ciento para la segunda.

Burtness ha señalado que, en comparación con el tratamiento de referencia, pembrolizumab en monoterapia tenía una tasa de respuesta más baja y una supervivencia libre de progresión numéricamente menor, pero una supervivencia global significativamente mayor.

“Pembrolizumab parece prolongar la vida aunque el cáncer siga desarrollándose, lo que sugiere que esta sería una terapia de primera línea en el cáncer de cabeza y cuello metastásico y recurrente. Independientemente de si pembrolizumab se administra en monoterapia o con quimioterapia, puede depender de la expresión de PD-L1 y estamos llevando a cabo análisis para contestar a esta pregunta”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.