Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Empresas > Industria

El abordaje precoz de la psicosis permite reducir la medicación

Esta cuestión se ha abordado en el marco del 'Proyecto Vive', de Janssen

Los pacientes responden mejor a los tratamientos en los primeros años de enfermedad.
El abordaje precoz de la psicosis permite reducir la medicación
Redacción
Viernes, 27 de abril de 2018, a las 11:50
En el marco del Proyecto Vive, que cuenta con la colaboración de Janssen, se ha celebrado recientemente en Salamanca un simposio de actualización para abordar cómo es el manejo del paciente joven en la psicosis, así como la importancia del abordaje precoz y la influencia de los tratamientos de larga duración en el pronóstico de la enfermedad.
 
En el primero de los talleres se puso de manifiesto que el diagnóstico de psicosis se establece en los primeros años de la vida adulta, entre los 15 y 30 años. Habitualmente, el debut es más tardío en mujeres y el consumo de sustancias, como el cannabis, puede adelantar hasta en 7 años la aparición de la psicosis. En esos años es habitual que el paciente se encuentre estudiando o comenzando su carrera laboral, lo que hace más necesaria una recuperación funcional completa y rápida.
 
La base de la intervención precoz en la psicosis está relacionada con la emergente evidencia científica de que los pacientes responden mejor a los tratamientos en los primeros años de enfermedad, especialmente en los dos primeros años tras el diagnóstico. “El tratamiento en esta fase inicial de la enfermedad se relaciona con un mejor pronóstico en los años posteriores, fomentando una recuperación progresiva. El tratamiento en esos primeros momentos es clave, por lo que es necesario que tanto los profesionales como los pacientes nos impliquemos en la mayor recuperación posible en esas primeras fases”, aconseja Adrián Neyra del Rosario, psiquiatra responsable del Programa de Psicosis y Patología Dual del Hospital de Gran Canaria Doctor Negrín.
 
Las principales diferencias en el tratamiento de la psicosis entre pacientes jóvenes y adultos son la dosis que necesitan para el control de los síntomas y la rapidez de acción de los fármacos antipsicóticos. “Habitualmente los pacientes jóvenes pueden conseguir que los síntomas remitan con la mitad de la dosis, en comparación con los pacientes que llevan más años de enfermedad. Esto es importante, ya que si instauramos un tratamiento precozmente conseguiremos una remisión sintomática con menos dosis en la mayoría de la esta población”, apunta el doctor Neyra.
 
 Información
 
El experto también ha recalcado la importancia de que los psiquiatras informen a sus pacientes de todas las opciones de tratamiento. “Que el paciente tome decisiones sobre su propia salud es fundamental de cara a mantener la autonomía y mejorar la relación terapéutica. Todos debemos trabajar en una misma dirección: la vuelta a la normalidad”, concluye.
 
 
De este modo, en los pacientes jóvenes se hace especialmente relevante adaptar el tratamiento a su vida y necesidades. Por ello, Neyra, destaca la importancia de los antipsicóticos inyectables de larga duración, ya que “reducen el número de recaídas y de reingresos, y consiguen un mejor control sintomático, respecto a los fármacos de administración oral que requieren una posología más frecuente”.