sáb 09 noviembre 2019. 18.50H
El modo de integrar al directivo de la salud dentro del organigrama sanitario ha sido punto de debate en el XI Encuentro Global de Directivos de la Salud, organizado por Redacción Médica, bajo el auspicio de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) y con el patrocinio de Air Liquide, Cardiva, Fresenius Medical Care, Novartis, Sanofi y Siemens Healthineers, donde se ha abordado el papel que juega el gestor y las diferentes maneras de desarrollar su puesto.
La mesa, moderada por Jesús Sanz Villorejo, presidente de la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE) y director de la Clínica Universitaria Odontológica de la Universidad Europea de Madrid, ha comenzado buscando el punto de equilibrio entre la gestión y el proceso asistencial, integrando al directivo de la Salud “como un profesional sanitario más”.

Aunque tal y como ha expuesto Julia Paloma Hergueta, directora gerente del Hospital Infanta Elena de Huelva, “no creo que el gerente sea un trabajador más del hospital”. Así de contundente se ha mostrado Hergueta, pero ha justificado sus palabras señalando que el perfil del gestor “difiere mucho del papel que juega el trabajador”.

El directivo de la salud, ¿un profesional sanitario más?

Por ello, señala esta R1 de gerente como ella misma se define al llevar desde abril en el puesto, “el directivo de la Salud debe de ser hábil, tener capacidad de cara al servicio al cliente, optimista, tener motivación propia, saber trabajar en equipo, debe tener un conocimiento más profundo de la empresa, del negocio de los procesos, mantener la calma en los momentos de crisis, y capacidad de liderazgo”.

Y es que, concluye Hergueta, el gerente no puede ser un profesional más porque el resto de profesionales “lo ven como un jefe”. “Es cierto que tenemos cosas en común con el resto de trabajadores, pero no somos ni mejores ni peores, somos diferentes”, subraya.

Por el contrario, Eloína Núñez Masid, gerente del área Sanitaria de Santiago de Compostela y Barbanza, sí considera al directivo como un profesional más, ya que “el gestor debe de hacerse desde un modo integrador e innovador, sin perder de vista la satisfacción de los profesionales”. 

“Para cambiar las cosas tenemos que hacerlas siempre contando con los profesionales. Por lo tanto, el gestor tiene que ser el facilitador de la tarea de todos sus profesionales, y el soporte de la organización. Tienes que ser la líder de esa organización desde la motivación”, afirma Núñez.

Con esta fórmula, “tenemos que conocer y dar lo mejor a nuestros pacientes, mediante el trabajo del gestor, sabiendo llegar a ellos, mediante procesos organizativos, pero siempre, sin duda, de mano de los profesionales”.

En esta línea ha continuado María de los Ángeles Miranda, gerente del área de Salud I del Servicio de Salud del Principado de Asturias, explicando a modo de conclusión que, para llegar correctamente a los pacientes, el gestor necesita “la formación debe ser la mayor posible, ya que los gerentes siempre deben de tener un perfil profesional. Y a ella llegamos mediante una formación continuada”.

María de los Ángeles Miranda; Eloína Núñez Masid; Jesús Sanz; Julia Paloma Hergueta; y Manuel Vilches. 


La retribución 'emocional' del directivo de la Salud


Eloína Núñez Masid ha aprovechado su turno de palabra para exponer la principal fórmula retributiva con la que motiva al directivo. Y es que, tal y como confiesa, “en mi hospital hay 500 profesionales que ganan más que yo como gestora”. “El profesional que se dedica a la gestión tiene en su sueldo una mayor parte variable que la fija, al contrario que cualquier otro profesional. Pero como gerente, debo elegir a otros 20 directivos y me cuesta, porque retributivamente pierden dinero”, asegura Núñez.

Por lo tanto, ¿cómo se puede convencer al directivo para formar parte de la red gestora? “La única formula que existe es implicando directamente al directivo en el proyecto. Ofreciéndole retos profesionales que le motiven y que le lleven a embarcarse en este proyecto, mediante la retribución emocional”

Desarrollo Profesional Continuo del Directivo de la Salud


El broche final a esta mesa de debate lo ha puesto Manuel Vilches, director de RRII en la Fundación IDIS, que ha sido encargado de presentar el proyecto que desde SEDISA se está liderando: AvanzaDCP.

El objetivo de este programa, según Vilches, no es otro que “acreditar la formación y la experiencia a lo largo de la carrera profesional del gestor, al tiempo que le exigirá un reciclaje continuo de conocimientos para el correcto desarrollo del ejercicio profesional”.

“El proyecto da respuesta a que en la actualidad no se contempla la certificación de gestores sanitarios, algo fundamental para la calidad y la eficiencia de la gestión y, en consecuencia, de la sanidad”, señala.

Y es que según Vilches, el gestor sanitario “indudablemente es un profesional sanitario más, pero hay algo en lo que nos diferenciamos, no podemos olvidar que gestionamos más de 170 mil millones de euros, por lo que no solo podemos mirar por lo nuestro, pensar más en red”.



Un instante durante la mesa de debate en el XI Encuentro Global de Directivos de la Salud. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.