Alejandro Cuéllar, portavoz de la plataforma FSE Unida, explica cuáles son los contenidos más relevantes de la materia

MIR 2022 | Así es Medicina Interna, la 'madre' de todas las especialidades
Alejandro Cuéllar.


18 oct 2021. 11.00H
SE LEE EN 4 minutos
La fecha para el MIR 2022 se aproxima y miles de graduados en Medicina están inmersos en los últimos meses de la preparación. Como cada semana, con el fin de facilitar la tarea a los estudiantes, Redacción Médica se adentra en una de las especialidades que conforman la prueba. En esta ocasión, para abordar la rama de Medicina Interna, la encargada de atender aquellas enfermedades que afectan a diferentes órganos y que reúne las funciones de varios especialistas, el periódico cuenta con la colaboración de Alejandro Cuéllar, portavoz de la plataforma FSE Unida y residente de Medicina Interna en el Complejo Asistencial Universitario de León.

En primer lugar, Cuéllar destaca la “capacidad integradora” de Medicina Interna, una característica que comparte con Atención Primaria, otra de las especialidades más transversales. Según las estimaciones del residente, un médico internista puede resolver hasta un 80 por ciento de la patología clínica que se da en el día a día de un hospital. Por tanto, se puede considerar a Medicina Interna como la especialidad ‘madre’ a partir de la cual surgen el resto de especialidades, como pueden ser Cardiología, Nefrología o Neumología.

Por ello, aunque el médico sostiene que no hay un contenido específico de la especialidad que sea de mayor o menor peso respecto al examen MIR, considera que que hay partes que siguen siendo ‘exclusivas’ de Interna como infecciosas, “uno de los capítulos más importantes dentro de la preparación del MIR”.

En esta línea, Cuéllar destaca otros contenidos a tener muy en cuenta como digestivo, patología neumológica, insuficiencias cardíacas o factores de riesgo cardiovascular. “Al ser una especialidad tan transversal, que incluye a prácticamente todas las especialidades, no se puede categorizar por importancia. Un médico internista debería ser capaz de resolver el MIR en gran medida, quitando lógicamente las partes quirúrgicas y las preguntas de sobreespecialización”, agrega.


"No podemos hacer del MIR lo que es ahora, una burbuja de estrés, comparaciones e incertidumbre"



A este respecto, al igual que distintas asociaciones, sindicatos y diferentes colectivos, Cuéllar critica la pérdida de la visión general de un examen que, a su juicio, debería valorar el conocimiento de la Medicina en su conjunto. “Cada vez hay más sobreespecialización respecto a las preguntas del MIR, dirigidas a temas muy concretos. Preguntas con respuestas bastante ambiguas”, explica. Y es que, basándose en su experiencia personal, como aspirante del MIR 2021, asegura que un importante número de preguntas de la prueba eran “casi imposibles de contestar”, incluso con los manuales delante.

Ante esta situación, el portavoz de la plataforma FSE Unida recomienda a los aspirantes 'bucear' entre los contenidos más prevalentes, como puede ser conocer el manejo de una diabetes, de un infarto agudo de miocardio, de una insuficiencia cardiaca, de una gastritis, de un EPOC o de una neumonía, que son temas “muy preguntados”. “Me centraría en saber manejar la patología más prevalente, el tratamiento y la forma de diagnosticarla. No solo es importante de cara al MIR, si no de cara a la residencia”, subraya.

Primer consejo: salud mental


“Priorizar la salud mental y nunca menospreciarse”. Este es el principal consejo que el exaspirante da a todos aquellos graduados en Medicina que se encuentran inmersos en la preparación. En este sentido, el médico remarca que el MIR no es un sprint, sino “una maratón” en la que hay que eliminar las comparaciones.

“Tú tienes tu MIR y vas a ser un número en comparación con el resto, pero no eres ni mejor ni peor. Cada uno tiene sus circunstancias. Si un día no puedes continuar estudiante, cierras el libro”, aconseja, remarcando que siempre hay que priorizar la salud mental y cuidar las relaciones.

“No podemos hacer del MIR lo que es ahora, una burbuja de estrés, comparaciones e incertidumbre”, critica Cuéllar, quien también reconoce que los nervios se pueden convertir en “el peor enemigo” del candidato.

Por ello, sugiere a los aspirantes que se tomen el estudio con calma y tranquilidad. “Leer, releer, avanzar y preguntar. Tienen que crear un sistema que no sea agobiante y con objetivos ambiciosos, pero alcanzables”, concluye el residente en Medicina Interna, que reconoce que la preparación del MIR es una etapa “difícil, repleta de dudas e incertidumbre”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.