Jornada atípica la vivida este lunes en el Ministerio de Sanidad, donde han arrancado los actos de asignación de plazas MIR 2020. A él han acudido la mayoría de los aspirantes citados en estos cuatro turnos de llamamiento, pese a que todos ellos tenían su plaza más que asegurada.

DIRECTO | Siga aquí la asignación de plazas MIR 2020 

“Tenía miedo de que el sistema se cayera, como sucedió el primer día que comenzaron a asignar las plazas de otras titulaciones. En mi caso, soy de Madrid y no me ha costado ningún trabajo trasladarme hasta aquí. Entiendo que haya otras personas que sean de fuera, y el hecho de elegir presencialmente les cueste más trabajo”, explica a Redacción Médica una aspirante a una plaza de Neurocirugía.

A lo largo del Paseo del Prado, esquina con la calle Lope de Vega, los aspirantes comienzan a agolparse, como si de la cola del supermercado se tratase. Juan ha venido desde Cáceres a elegir plaza, aunque él ya tenía su solicitud electrónica firmada y mandada.


"Es un día muy importante para nuestra amiga, y no queríamos perdérnoslo"


En su caso, ha aprovechado que se podía elegir plaza de forma presencial para pasar también unos días por Madrid con la familia. A su lado, le acompaña su madre, que asiente orgullosa cuando su hijo cuenta que ha elegido Cardiología. “Estoy muy orgullosa de él”, entona.

Y es que, aunque desde el Ministerio de Sanidad se recomendaba evitar cualquier tipo de aglomeración a las puertas de la sede ministerial, son muchos los aspirantes que han ido acompañados de sus padres y amigos.

“Es un día muy importante para nuestra amiga, y no queríamos perdérnoslo”, cuenta un grupo de jóvenes ubicados frente al Ministerio de Sanidad que están esperando a Sara. Cuando salga se encontrará una pequeña pancarta donde se puede leer “Enhorabuena. Te lo mereces”.

El habitual llamamiento sigue intacto


A las ocho en punto de la mañana, cuando el sol de Madrid comenzaba a asomar por Atocha, los funcionarios del ministerio, han comenzado a llevar a cabo el único ritual que no ha sufrido alteraciones en estos actos de asignación de plazas MIR: el llamamiento de cada uno de los aspirantes, según su número de orden.

Mascarilla en boca, y con una gota de gel hidroalcohólico en mano, los futuros residentes han ido ocupando los asientos del salón de actos Ernest Lluch, que esta vez lucía a medio gas. Guardando la distancia de seguridad entre cada uno de los electores, el equipo de Ordenación Profesional ha comenzado a llamar de cinco en cinco a los médicos para que eligieran su especialidad. 

Un proceso que ha ido con agilidad, dado que todas las personas que estaban allí presentes, excepto una, ya había hecho su solicitud de forma electrónica, por lo que solo tenían que confirmar que no habían cambiado de opinión en este corto intervalo de tiempo. Este año, no han podido ser ellos los encargados de pulsar la tecla ‘enter’, la cual les acredita como especialistas del Sistema Nacional de Salud, pero la emoción ha sido la misma.

Abrazos, pese al Covid-19


“Estaba muy nerviosa. Cuando he visto todos mis datos en la pantalla de repente me he quedado en blanco, e incluso he pensado que la especialidad que aparecía ahí no era la que había elegido. Pero no. Los datos eran correctos, y podré hacer Dermatología en La Paz”, cuenta otra MIR, mientras abandona el Ministerio de Sanidad.


Los funcionarios del ministerio han llevado a cabo el único ritual que no ha sufrido alteraciones en estos actos de asignación de plazas MIR: el llamamiento


Fuera, la habitual imagen de familiares y amigos agolpados, formando un pasillo, ha sido sustituida por abrazos aislados, y el champán sustituido por gel hidroalcohólico. Sin embargo, la emoción ha sido muy difícil de desterrar.

“Han sido muchos meses de esperar. Desde finales de enero que hicimos el examen MIR hasta ahora, han pasado más de cinco meses de espera, sin saber si podríamos coger nuestra plaza”, cuenta una futura residente de Anestesiología, con lagrimas en los ojos.

Tras ella sale Sara, que ha elegido Neumología, “sobre todo por el coronavirus Covid-19”. Durante la pandemia, ella ha estado de voluntaria en el Hospital de campaña de Ifema, donde ha vivido situaciones “difícil de olvidar”. Ahora, el SNS suma una nueva guerrera en la lucha contra el coronavirus Covid-19.

A lo lejos, ve a sus amigos, con esa pequeña pancarta, donde se podía leer “te lo mereces”. Y es que, tanto ella como el resto de MIR que hoy y hasta el 31 de julio elegirán su plaza, saben que se lo merecen.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.