El polémico vídeo MIR llega a la Fiscalía: "Es una tropelía, no una broma"

Piden una investigación de oficio y responsabilidades a los autores de la grabación, donde sale "un paciente dormido"

Imagen del videoclip grabada en la azotea del hospital.
El polémico vídeo MIR llega a la Fiscalía: "Es una tropelía, no una broma"
jue 27 junio 2019. 13.00H
La Defensora del Paciente, Carmen Flores, también ha decidido sumarse a las quejas por el vídeo realizado por los residentes Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y ha mandado un escrito a la Fiscalía de Asturias en el que afirma que son médicos "con conciencia" que "lo han querido mostrar públicamente". 

En el vídeo, en el que aparecen varios residentes de Urología del HUCA, se utilizan instalaciones del hospital y se versiona una canción de Rosalía, con rimas como "el tumor no tiene cura... este tío va pa' la sepultura".

"Nos dirigimos a usted por la noticia 'horrible' por su contenido, que hemos podido conocer y que adjuntamos. Creemos que lo único que cabe en este caso es solicitarle una investigación de oficio y la asunción de responsabilidades de los autores de tal 'tropelía' con un paciente dormido, que desconocía lo que estaba pasando, sin posibilidad de defensa", denuncia el escrito redactado por la Defensora del Pueblo, al que ha tenido acceso Redacción Médica. 

Grabado por la cámara de los hospitales


Carmen Flores también alerta de las consecuencias legales que se pueden derivar de estos hechos. 

"Entendemos que esto no es una broma, que puede ser un delito, añadiendo la utilización de servicios públicos"


"Entendemos que esto no es un broma, que puede ser un delito, añadiendo la utilización de servicios públicos", y se pregunta "hasta qué punto esto puede estar pasando con abuso de confianza de un paciente, como decimos dormido e indefenso".

Por ello, "solicitan una investigación de oficio, para esclarecer hasta qué punto llega el ilícito penal que presuntamente, como decimos, puede estar ocurriendo con más asiduidad de lo que hemos podido conocer, en los hospitales españoles y en este caso en Asturias".

Además, hace alusión a su propia responsabilidad como Defensora del Paciente: "El artículo 262 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal obliga a los que por un cargo, profesión u oficio, tuvieren noticia de algún delito público; a denunciarlo inmediatamente al Juez o al Fiscal".

Consecuencias laborales y penales


Sheila Justo, presidenta del Sector Médicos Jóvenes y MIR de Amyts, explicaba a este medio que los residentes "han vulnerado algunas cuestiones relacionadas con el Código Deontológico", y que las consecuencias podían ser importantes: "Les podrían llegar a expulsar de la residencia porque las sanciones muy graves tienen como consecuencia la suspensión del contrato". Tal y como explica Justo, quien se encarga de tipificar la falta es el "órgano competente de la institución sanitaria de la que depende la Unidad Docente".

Además, el uso de las dependencias del hospital puede provocar que un tribunal avale el despido de estos MIR. Según explica Fabián Valero, director de Zeres Abogados, "en el ámbito del personal estatutario de los servicios de salud se tipifica expresamente como falta disciplinaria muy grave, en el art. 7.2.r) del Estatuto Marco, la utilización de los locales, instalaciones o equipamiento de las instituciones, centros o servicios de salud para la realización de actividades o funciones ajenas a dichos servicios".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.