28.714 aspirantes optan este sábado a una de las 10.634 plazas ofertadas de Formación Sanitaria Especializada

A 24 horas del examen MIR y EIR: "Mi mayor temor es que ganen los nervios"
Examen MIR 2021.


28 ene 2022. 16.00H
SE LEE EN 5 minutos
En apenas 24 horas, llega el momento de la verdad para los 28.714 graduados que se presentan al MIR 2022 y resto de pruebas que conforman la Formación Sanitaria Especializada (FSE). Tras una larga preparación de meses, incluso años, el miedo y la inseguridad son algunas de las emociones que afloran entre los aspirantes, que explican a Redacción Médica cómo se encuentran antes de realizar el ejercicio con el que podrán optar a una de las 10.634 plazas ofertadas por el Ministerio de Sanidad para esta convocatoria.

“Me enfrento al examen MIR con nervios. Es un poco inevitable porque me lo juego todo a una carta, pero con la conciencia tranquila de saber que he trabajado y que me he dejado la piel en cada día de la preparación”, apunta Ana Pérez Duarte, que se presenta al ejercicio para médicos en la sede de Málaga.

La aspirante confiesa que las emociones respecto a la prueba se han intensificado en las últimas semanas, especialmente por la situación provocada por el Covid-19, que ha supuesto una “ansiedad añadida”. “El problema de no poder presentarte al MIR en caso de contagio ha añadido más estrés del que tenía”, asegura la joven, que considera que esta situación es “totalmente innecesaria”.

Pérez, que cree que el MIR "no es un ejercicio que refleje todo el trabajo y esfuerzo realizado", asegura no haberse creado ninguna expectativa. “Simplemente quiero hacerlo lo mejor posible y después, en función del resultado, plantearme realmente las cosas. Mi mayor miedo es que me puedan las nervios, me bloquee y se me eche el tiempo encima a la hora de hacer el examen”, reconoce.

A diferencia de esta candidata, Belén Mas Jiménez, que se presenta al MIR en la sede de Murcia, explica que afronta la prueba con “tranquilidad” y “ganas de terminar”. “Voy con mucha fuerza, pero, aunque estoy tranquila, los últimos días antes del MIR me he sentido más insegura y bastante más nerviosa. Intento estar calmada, pero es complicado”, lamenta, agregando que sentía que psicológicamente pensaba que iba a ser un proceso “más duro”.

Al igual que Pérez, el mayor temor de esta médica es que los nervios le jueguen una mala pasada: “Desconcentrarme y perder los nervios es mi mayor temor. Necesito quitármelo de encima ya”. Sin embargo, remarca que cuenta con las herramientas para poder enfrentarse al MIR y alzarse con la plaza deseada.

Miedo al contagio de Covid-19 antes del examen MIR


El departamento de Carolina Darias no ha planteado alternativa alguna para aquellos candidatos que den positivo en Covid-19, por lo que quedarían automáticamente eliminados al no poder presentarse al examen. Una situación que, según Mas, ha generado “gran ansiedad” entre los aspirantes.

Tanto es así que, en su caso personal, reconoce que este factor ha condicionado notablemente su preparación. “Es una preocupación añadida porque, aunque yo esté toda la semana estudiando y únicamente salga el domingo a pasear sola, vivo con mis padres. Ellos trabajan, entran y salen. No puedo obligarles a no salir de casa y, al final, el peligro de contagio es real”, explica.

Como la inmensa mayoría de candidatos, se muestra enfadada por la postura que ha adoptado el Ministerio respecto a esta controvertida cuestión: “Creo que es una pena que desde el Ministerio de Sanidad no nos hayan dado ninguna herramienta para poder presentarnos al MIR en las mismas condiciones que una persona que no tenga Covid-19. Deberían haberse preparado para esta situación y no han hecho nada”.

"Mezcla de emociones" ante el EIR 2022


Además del examen MIR, este sábado se celebran el resto de pruebas que conforman la Formación Sanitaria Especializada y Concepción Hermoso Ramírez es una de las 7.915 aspirantes que se presentan al EIR 2022. Un examen que realizará en la sede de Sevilla y que aborda con “una mezcla de emociones”. “Siento esperanza de poder sacar la plaza que quiero y, a la vez, mucho miedo porque sé que hay muchas personas contra las que compito y que también están muy bien preparadas”, dice a este periódico.

Hermoso sabe bien lo que supone enfrentarse a un ejercicio de estas características. “En mi caso, es la tercera vez que me presento al examen EIR. El primer año quedé lejos y el segundo conseguí plaza, pero decidí permitirme un año más para luchar por la que realmente quería. Después de todo esto, no puedo evitar pensar que llevo tres años de mi vida dedicados a estudiar y sentirme un poco 'fracasada' en caso de volver a no conseguir mi objetivo”, explica la joven, que aspira a lograr la plaza deseada. Sanidad ha ofertado 1.822 plazas EIR para esta convocatoria.

En este tercer asalto, el gran objetivo de la enfermera es afrontar la prueba “con valentía” y “luchar pregunta a pregunta”. “Mi mayor miedo es la ansiedad generada por enfrentarme al examen y que los pensamientos negativos que vienen a mi mente me bloqueen y no me permitan hacerlo tan bien como podría”, concluye.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.