Los docentes recomiendan evitar comidas copiosas y rodearse de personas que no tengan nada que ver con la prueba

Levantarse pronto o hablar del examen: lo 'prohibido' en la mañana del MIR
Aspirantes al examen MIR 2021.


27 ene 2022. 16.00H
SE LEE EN 3 minutos
El próximo 29 de enero los aspirantes incluidos en el listado definitivo del Ministerio de Sanidad se enfrentarán al examen MIR 2022. Una prueba que llevan preparando meses, incluso años, por lo que Antonio Martín Conejero, director del claustro de profesores de CTO, defiende que está “absolutamente prohibido” estudiar 24 horas antes del ejercicio en el que ‘pelearán’ para lograr una de las 8.188 plazas ofertadas para esta convocatoria.

“Lo que había que aprender, ya está aprendido. No tiene sentido estudiar el día de antes”, asegura a Redacción Médica Martín, quien sostiene que, sumergirse en el temario las horas antes de la celebración del examen, “solamente va a fomentar e incrementar la ansiedad y el estrés del aspirante”.

Por ello, recomienda que, cuanto más tarde se levante el candidato este sábado, “mejor”. “La mañana del MIR es un momento de estrés absoluto. Todos los opositores deseamos que cuanto antes pase ese momento y dé comienzo el examen. Por ello, recomendamos que el alumno se levante lo suficientemente tarde como para que le permita tener una comida relajada, llegar tranquilo al examen y con tiempo suficiente, evitando así la tentación de abrir cualquier tipo de libro u otro material de estudio”, explica.

Además, aconseja que, “bajo ningún concepto”, se deben ingerir comidas copiosas de difícil digestión el día de la convocatoria. A este respecto, agrega que también debe huirse de comidas con sabores fuertes o que resulten flatulentas o repetitivas, como platos elevados en grasas o muy especiados, porque “pueden jugar una mala pasada”. “Es preferible quedarse con un poco de hambre antes que ir muy saturado de comida al examen”, subraya.

¿Qué hacer la mañana del examen MIR?


Siempre alejados de los libros, la idea es que cada alumno se organice como prefiera en los instantes previos al MIR, intentando hacer la mañana más corta posible. “Puede ser un magnífico momento para ver una película tranquila con la familia o con la pareja o dar un paseo si el tiempo acompaña. La idea es salir de la esfera MIR, pero sin entrar en situaciones que puedan ser agobiantes como centros comerciales o lugares muy concurridos”, recomienda.

Lo más importante, según el docente, es que esa mañana no se caiga en el error de hablar del MIR. En ese sentido, indica que puede ser adecuado buscar compañía con personas que no tengan nada que ver con el examen, incluso con la Medicina. Por otra parte, señala que todo deber estar “perfectamente planeado con antelación”. “No puede dejarse para última hora la preparación de la mochila. Eso va a generar inquietud por si se olvida algo que luego podríamos considerar esencial”, concluye.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.