Estos son los objetos que tienen que llevar los aspirantes para una prueba será de cuatro horas y media ininterrumpidas

Más allá del DNI: el kit de supervivencia para un MIR en tiempos de covid
Instantes previos al inicio del examen MIR 2020.


23 ene 2022. 11.15H
SE LEE EN 4 minutos
En poco más de una semana, más de 13.000 graduados en Medicina se enfrentarán al MIR 2022. A estas alturas de la preparación, los candidatos no solo tienen que afinar la última vuelta al temario, sino también tener preparado el kit que llevarán consigo el próximo 29 de enero, día en el que se celebra el examen para médicos, así como el resto de pruebas que conforman la Formación Sanitaria Especializada (FSE). Un pequeño neceser que les ofrezca todas las herramientas para afrontar una prueba que, en esta convocatoria, será de cuatro horas y media ininterrumpidas. Pero, ¿qué debe contener?

Tal y como se establece en la orden de la convocatoria publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), a las 15:00 horas (14:00 horas en Canarias) del día señalado para la celebración del ejercicio, se procederá al llamamiento e identificación de las personas convocadas en cada mesa de examen. Por ello, todos los aspirantes deberán presentar DNI o pasaporte para su correcta identificación. De lo contrario, será negada su participación en el ejercicio, por lo que perderá toda oportunidad de obtener una plaza.

Asimismo, la resolución también establece contestaciones al cuestionario se escribirán en la hoja de respuestas, con bolígrafo de tinta azul o negra indeleble, por lo que también serán imprescindibles.

No obstante, al margen del equipo habitual, conformado por DNI o pasaporte, varios bolígrafos azules o negros, reloj, botella de agua y algún alimento sencillo que aporte esa glucosa rápida tan necesaria, Pablo Villagrasa, coordinador de tutores de CTO, explica a Redacción Médica que se suma este año, al igual que el anterior, la necesidad de llevar varias mascarillas quirúrgicas (o FFP2) homologadas, sin válvula exhalatoria, no estando permitidas en general las de tela.

También es necesario que el alumno lleve su propio gel hidroalcohólico. Además, Villagrasa recuerda que los aspirantes deben solicitar permiso al tribunal cuando desee comer o beber en el aula, según las normas emitidas por el Ministerio.   


Objetos 'no obligatorios' que pueden ayudar a los aspirantes MIR


En cuanto a los objetos ‘no obligatorios’ que pueden facilitar la tarea a los aspirantes, el coordinador de tutores recomienda incluir en el kit bolígrafos de repuesto y un reloj que sepan que no va a fallar durante la prueba. A este respecto, matiza que cuanto más sencillo sea el dispotivo mejor, ya que según qué modelos de relojes digitales y smartwatches pueden estar prohibidos.

Por ahora, y aunque está sujeto a modificaciones hasta última hora, Villagrasa recuerda que no se hace mención al certificado de vacunación en las intrucciones, pero “es conveniente que los aspirantes cuenten con él”.

Otros elementos como los tapones para los oídos están sujetos a la autorización del Tribunal del examen el día de la prueba, por ello es recomendable que, si alguien tiene costumbre de utilizarlos, se familiarice previamente con la sensación de realizar el examen sin los mismos, para evitar distracciones en caso de que no le sea permitido.


¿Qué ropa elegir para el día del examen MIR?


“Ese día hay que vestirse “como una cebolla”. Es decir, con capas”, asegura el docente, indicando que la temperatura del aula puede ser “muy variable” en función de la sede. Además, teniendo en cuenta la necesidad de ventilación periódica que establece la normativa vigente, esta puede oscilar rápidamente. “Por ello, siempre recomendamos contar con sudaderas, chaquetas, jerséis… que sean sencillos de quitar y poner, por si es necesario”, finaliza el coordinador de tutores de la academia.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.