El presidente del Consejo de Colegios de Farmacia, Jesús Aguilar


28 mar 2022. 13.00H
SE LEE EN 4 minutos
El Consejo General de Colegios de Farmacéuticos ha reclamado en el Congreso de los Diputados que se ponga en marcha una “prueba piloto” para investigar el uso de derivados del cannabis para el tratamiento de diferentes patologías en España. Su petición persigue que esta investigación esté liderada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) para poder poner en marcha los correspondientes ensayos clínicos. 

“Sería la manera más prudente de comenzar a utilizar unos productos que no reúnen suficientes pruebas de eficacia y de seguridad”, ha reivindicado el presidente del Consejo, Jesús Aguilar, durante la subcomisión de Sanidad celebrada en la Cámara Baja.

El planteamiento de los farmacéuticos pasa por el desarrollo de una prueba piloto similar a la que ya implantó Francia en marzo de 2021. Las autoridades del país vecino han seleccionado a 3.000 pacientes durante un periodo de dos años para analizar los detalles de esta nueva estrategia, mientras que los médicos, enfermeros y farmacéuticos han recibido una formación especial sobre estas recetas.

“Somos conscientes de que existe una importante demanda de pacientes que son refractarios a los tratamientos analgésicos habituales, y que piden que se investiguen vías de tratamiento con derivados del cannabis para su uso medicinal”, ha remarcado el presidente de los farmacéuticos.

Aguilar ha detallado a los diputados esta propuesta, aunque ha cerrado la puerta a una legalización generalizada del cannabis para su “uso lúdico” en España debido a los riesgos que representa para la salud pública. “No me voy a referir a ellos porque no son objeto de análisis de esta subcomisión, pero, sin duda, creo que debe ser misión de ella alertar de los efectos nocivos que supondría una legalización”, ha apuntado.

Jesús Aguilar, durante la subcomisión de Sanidad celebrada en la Cámara Baja.


Cambios en el método de dispensación


Más allá de la prueba piloto, el portavoz de los farmacéuticos también ha recordado en la subcomisión que ya hay dos fármacos que utilizan diferentes principios del cannabis que sí que se han autorizado ya en España: Sativex y Epidyolex. Ambos deben ser prescritos por un médico, pero únicamente se dispensan en los hospitales.

Ante esta situación, el Consejo ha pedido que se cambie el modelo "colaborativo" para que también puedan recibir en las oficinas convencionales. “Los pacientes tienen que acudir a los hospitales, con el consiguiente impacto en tiempo y costes por desplazamientos innecesarios si tenemos en cuenta que siempre disponen de una farmacia comunitaria de cercanía”, ha apostillado Aguilar.


El riesgo de los cosméticos de cannabis


Aguilar ha aprovechado su comparecencia en el Congreso para alertar también sobre la comercialización de cosméticos derivados del cannabis. Según sus cifras, en los últimos tres años se ha pasado de apenas dos productos aprobados en el mercado a un centenar. Aunque su uso debería ser exclusivamente estético, los farmacéuticos han advertido de que generan “confusión entre la población”.

“Son productos que cumplen con la legislación cosmética y que en ningún caso pueden tener indicaciones terapéuticas, pero que están generando un mercado al límite de la legalidad, y en muchos casos claramente en contra de la ley”, ha apostillado el presidente del Consejo de Farmacia que ha solicitado que se limite su oferta.

Aguilar ha explicado que estos productos se están moviendo en algunas ocasiones de forme incontrolada tanto en páginas web como en tiendas físicas, lo que supone un “riesgo” para la salud de la ciudadanía. “Encontramos productos a los que se les atribuyen falsas propiedades terapéuticas, sin eficacia ni calidad controlada, sin garantías y de dudosa fiabilidad”, ha agregado.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.