Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:40
Política Sanitaria > Farmacia

El consumo de opioides en España aumenta un 83% en siete años

Un estudio de la Aemps revela que la dispensación de estos productos se ha disparado entre 2008 y 2015

Evolución del consumo de opioides en España entre 2008 y 2015. Fuente: Aemps.
El consumo de opioides en España aumenta un 83% en siete años
Martes, 21 de febrero de 2017, a las 12:00
Un contundente estudio elaborado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios(Aemps) advierte del incremento del consumo de medicamentos opioides en España, incluso con la escasa incorporación de nuevos productos. Desde 2008 a 2015, la dispensación de estos fármacos se ha incrementó un 83,59 por ciento.
 
Concretamente, el consumo de estos productos contra el dolor ha pasado de 7,25 dosis diarias por 1.000 habitantes y día (DHD) a 13,31 DHD. La Aemps  precisa que durante este periodo la oferta de opioides se ha mantenido “más o menos estables en lo que respecta a nuevos principios activos”. De hecho, “tan solo se ha incorporado tapentadol y oxicodona en combinación”, aunque sí que se han comercializado nuevas formas farmacéutica de fentanilo tanto orales como nasales, así como también ha aumentado el número de presentaciones en productos como hidromorfa, oxicodona y buprenorfina.
 
Los principios activos más empleados en el periodo citado han sido el tramadol (que supone el 62,21 por ciento de los opioides empleado en España), el fentanilo (un 17,51 por ciento) y la buprenorfina (un 6,91 por ciento). “No se ha incluido en el estudio morfina parenteral, oxicodona parenteral, buprenorfina parenteral, petidina ni pentazocina  debido a su nula o escasa utilización extrahospitalaria”, precisa la Aemps.
 
Y es que el estudio se ha elaborado a partir de los datos de fármacos dispensados con cargo a receta del SNS , por lo que no incluye las prescripciones en atención médica privada o ámbito hospitalario. En él, el órgano dirigido por Belén Crespo recuerda que “el uso de estos medicamentos se asocia con desarrollo de dependencia física y adicción, lo cual está siendo un importante problema de salud en países desarrollados debido al potencial riesgo de abuso de estas sustancias”.
 
Productos
 
Según el análisis de la Aemps, los productos que más han aumentado su consumo son los derivados a la fenilpiperidina, los alcaloides derivados del opio y los derivados de la oripavina, a los que suma un subgrupo denominado ‘otros opioides’, que además representa el 65,66 por ciento del consumo total de opioides y en el que está incluido el citado tramadol.
 
Por otro lado, según la Aemps, ha desaparecido dihidrocodeína y dextropropoxifeno, “cuyos consumos no eran muy elevados”. 

Acceda al estudio completo