Olga Delgado, presidenta de la sociedad, defiende una necesaria educación climática y medioambiental en la especialidad

SEFH impulsa un "plan estratégico sostenible" para cumplir la Agenda 2030
Edurne Fernández moderó la sesión 'Verde que te quiero verde'.


25 nov 2022. 09.40H
SE LEE EN 4 minutos
La conservación del planeta pasa por impulsar hospitales verdes y medicamentos libres de toxicidad. Este es el mensaje defendido en la mesa ‘Verde que te quiero verde’, en el 67º Congreso de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), ante el avance de la contaminación que llega a generar el propio sistema sanitario. Debido a ello, la SEFH no ha querido mirar hacia otro lado y se ha convertido este año en la primera sociedad que se adhiere al pacto mundial de las Naciones Unidas en relación con la Agenda 2030.

Olga Delgado, presidenta de SEFH, justifica la adhesión al pacto mundial de la sociedad debido a que “no nos vamos a preocupar por soluciones de hoy si no comprometen el mañana. El desarrollo de generaciones futuras tiene que estar garantizado, por lo que las Naciones Unidas han establecido objetivos de desarrollo sostenible (ODS). Dentro de la Farmacia Hospitalaria y a lo largo del 67 Congreso de SEFH buscamos mejorar la gestión del medicamento, la medicina basada en evidencia para su seguridad, la docencia, la optimización del tratamiento individualizado y, finalmente, la cooperación. Es necesario una educación climática y medioambiental”.

El pacto alcanzado por la SEFH y las Naciones Unidas exige compromisos que la sociedad debe cumplir, y Delgado ha expuesto una serie de iniciativas que pretende fomentar sin demora: “Se debe incluir un plan estratégico sostenible, marcar un calendario de actuaciones conjuntas, establecer un compromiso de transparencia y crear indicadores y acciones para dar respuesta a dichos compromisos”.

Un hospital verde frente a la contaminación sanitaria


La emergencia climática y la contaminación son realidades que el sistema sanitario está involucrado, y debido a ello el Hospital Universitari Mollet-Barcelona defiende una mirada de responsabilidad social corporativa a gran escala. Jaume Duran, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y director general de la Fundació Sanitària Mollet, expone que “si queremos mejorar la vida de las personas, debemos respetar el planeta. A lo largo de 10 años se han realizado todo tipo de acciones para generar un cambio de nuestra actividad en el medio ambiente, logrando reducir un 75 por ciento el impacto de la huella de carbono”.


Duran: "Hemos logrado reducir un 75 por ciento el impacto de la huella de carbono"



Gracias a la apuesta por una arquitectura sostenible, el aprovechamiento de la luz solar, la recogida de agua de lluvia y utilizar energía eléctrica completamente renovable, el pasado año lograron el premio Plata de los Ashikaga-Nikken Excellence para los Hospitales Verdes, y el próximo paso que quiere llevar a cabo Duran es reducir las emisiones de CO2 y cumplir los compromisos de la Cimera de Acción Climática impulsada por la Generalitat de Catalunya.

Erradicar el impacto de los fármacos en el medio ambiente


El potencial contaminante y tóxico que pueden llegar a tener los medicamentos en su impacto medioambiental ha sido explicado por Gorka Orive, investigador y profesor de Farmacia de la Universidad del País Vasco, y por Unax Lertxundi, investigador del Instituto Sanitario Bioaraba. “Los medicamentos tienen un enorme potencial para tratar enfermedades, pero en los últimos años se conocen cuáles son sus efectos medioambientales. Su persistencia en el medio ambiente es importante”, constata Orive.


Orive: "Hasta 1.000 principios activos ya se han detectado en matrices medioambientales"



El ciclo de acceso del fármaco al medio ambiente es variado, y tiene varios caminos. Según el investigador, pueden llegar a penetrar desde “el propio proceso de fabricación, distribución, a través de centros sanitarios y en las excreciones. Hasta 1.000 principios activos ya se han detectado en matrices medioambientales”. Lertxundi, por su parte, ha puesto sobre la mesa varios ejemplos en que un solo fármaco ha llegado a provocar una próxima extinción de algunos animales: “Un estudio en Australia demostró que los ornitorrincos ingieren al día la mitad de la dosis de antidepresivos humanos. Los fármacos se acumulan en el organismo acuático, por lo que se deben promover medidas no farmacológicas, como mejorar los hábitos de vida, la dieta, el ejercicio, etc.”
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.