18 nov 2018 | Actualizado: 19:00

El Gregorio Marañón desarrolla una herramienta para ajustar la insulina

Se ha comenzado a aplicar a los pacientes que son ingresados por urgencias

La herramienta calcula las necesidades de insulina de los pacientes en las primeras 24 horas.
El Gregorio Marañón desarrolla una herramienta para ajustar la insulina
dom 25 diciembre 2016. 18.10H
Redacción
Los servicios de Endocrinología y Farmacia del Hospital Gregorio Marañón (Madrid) han desarrollado una herramienta que calcula las necesidades de insulina de los pacientes diabéticos durante las primeras 24 horas de hospitalización, para evitar las descompensaciones de aquellos que ingresan.

Urgencias ha sido el primer servicio donde se ha implantado esta aplicación, si bien ya se ha extendido a diversas plantas de hospitalización del centro. Se estima que alrededor del 30 por ciento de las consultas en urgencias son para atender a diabéticos que pueden acudir por otras patologías que requieren ingreso, como apendicitis, neumonía o fractura de cadera.

La aplicación  tiene en cuenta el tipo de tratamiento hipoglucemiante crónico (antidiabéticos orales, insulina o insulina en tratamiento combinado con antidiabéticos orales) y parámetros como el valor de la glucemia al ingreso, el peso y si el paciente se encuentra en ayunas.

Según Rogelio García Centeno, endocrinólogo del hospital, “implementar esta aplicación es un beneficio tanto para médicos como para pacientes, ya que supone facilitar a los profesionales de otros servicios una herramienta que de forma sencilla, con pocos datos del paciente, va a dar una recomendación útil de cuál es el tratamiento más adecuado de insulina de cada enfermo en su situación concreta”.

García Centeno ha desarrollado esta aplicación junto a las farmacéuticas Raquel García Sánchez y Ana de Lorenzo. Su ventaja es que se puede aplicar a la gran mayoría de pacientes diabéticos que acuden al hospital, a excepción de los pacientes críticos y los quirúrgicos que van a ser sometidos a una cirugía urgente.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.