Delgado: "Apoyamos el plan de biosimilares pero falta desarrollo normativo"

Redacción Médica entrevista a la nueva presidenta de la SEFH

Olga Delgado es la nueva presidenta de la SEFH.
Delgado: "Apoyamos el plan de biosimilares pero falta desarrollo normativo"
vie 18 octubre 2019. 17.20H
Olga Delgado es un peso pesado de la Farmacia Hospitalaria. Tanto, que la jefa de Servicio de Son Espases es la única profesional del este ámbito que integra el actual Consejo Asesor del Ministerio de Sanidad. Sin embargo, ella remarca el 'nosotros' sobre el 'yo' a la hora de hablar de su proyecto para la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria.

Olga Delgado explica los objetivos principales de su presidencia.

El sentimiento de equipo está muy presente en sus palabras. El equipo que ha logrado ser elegido para la junta directiva de la SEFH durante los próximos cuatro años con el 66 por ciento de los votos e integrado, además de por Jordi Nicolás (vicepresidente), José Antonio Marcos (tesorero) y Cecilia Martínez (secretaria).

¿Cómo se siente tras haber sido elegida nueva presidenta de la SEFH?

Con mucha ilusión y mucho respeto por el cargo. Estamos muy contentos.

Quedan cuatro intensos años de trabajo por delante. ¿Cómo va a conjugarlo con sus otros compromisos como miembro del Consejo Asesor del Ministerio de Sanidad y coordinadora del Observatorio Nacional de Prácticas Seguras en el manejo de Medicamentos Peligrosos?

Es un reto personal y también profesional. Yo creo que el equipo en el que trabajo es muy sólido, tanto en la junta de la SEFH como en el Servicio de Farmacia en el que trabajo, y por tanto el apoyo institucional que estoy teniendo por parte de la dirección del centro y por parte de la Consejería, y del equipo asistencial, nos va a permitir poder compatibilizarlo todo.

Su propuesta la ha resumido en cinco vocales: A de alianza, E de evidencia, I de investigación, O de optimización y U de unión. ¿Cuál de estas cinco vocales es la prioritaria?

En este momento, lo que tenemos en la cabeza son dos ideas fundamentales, que engloban todas las líneas. Lo primero, abrir la SEFH a los pacientes, pensamos que hay que escuchar a la sociedad a la que nos debemos y, por lo tanto, en el futuro queremos ver una SEFH que se abra a los pacientes y que sea referente.


"Tenemos que hacer que el paciente pase de ser el centro del sistema a formar parte de él"


En segundo lugar, el reconocimiento clínico del farmacéutico de hospital. Esas dos líneas sirven de paraguas a las cinco líneas estratégicas y, en este momento, es lo que tengo en la cabeza para empezar a trabajar desde el principio.

En cuanto a la incorporación de los pacientes a la SEFH, ¿cómo buscan desarrollarla?

Tenemos que normalizar el que el paciente se involucre, que pasen de ser el centro del sistema a parte del sistema. No pueden ser lobbies, tienen que ser parte del sistema, y hay que normalizar todos los procesos que hacemos de manera que el paciente pueda participar de una forma normal y no suponga una modificación de lo que estamos haciendo sino una incorporación de su opinión.

La presencia del farmacéutico en los equipos clínicos está volviéndose habitual en sitios como urgencias o la UCI, pero ¿cuál es el gran reto pendiente en este aspecto?

El reto es que todos los pacientes tengan acceso a un farmacéutico y poder ser capaces de llegar a todos los servicios clínicos. Para esto necesitamos crecer como profesión y dejar de hacer cosas, actividades rutinarias que no aportan nada. Tenemos que detectar aquello que nos aporta valor y poderlo dejar para dedicarnos a las actividades clínicas que realmente nos incorporemos a los equipos clínicos y que el paciente nos conozca.

¿Es duro luchar contra esa inercia, no solo desde el propio farmacéutico sino también desde fuera, cuando en el hospital pueden seguir viéndole como alguien dedicado a logística y  preparación de medicamentos?

Creo que ese paso está superado. Tenemos formación suficiente ahora mismo como para dar el salto, y estamos integrados en muchos equipos clínicos. El problema no es tanto ese como poder llegar a todos los equipos y todos los pacientes. En aquellos a los que hemos llegado es óptima la incorporación, la relación con los profesionales sanitarios, pero el acceso no es global, como nos gustaría.

¿En qué momento cree que se encuentra la SEFH?

Recibimos una SEFH que está en pleno auge. Las juntas anteriores han puesto a la sociedad científica en un lugar muy alto, y es ahí donde nos encontramos. A nosotros nos toca construir a partir de este punto donde nos la dejan.


"España, como país, todavía tiene mucho que hacer con los biosimilares respecto a otros países europeos"


Por otra parte, los socios son ahora mismo profesionales muy activos y nosotros, como junta, nos corresponde ser catalizadores de este cambio que estamos viendo en nuestros propios compañeros.

Desde otras profesiones, las comisiones de farmacia y terapéutica se ven con alguna que otra incertidumbre, porque hay competencias en las que nadie les pedía cuentas y ahora hay un 'guardián de la prescripción' del que forma parte el farmacéutico. ¿Es difícil cambiar esta perspectiva para lograr ver el valor de estas comisiones?

Las comisiones están muy asumidas y los médicos lo tienen perfectamente asumido que hay medicamentos que vale la pena incluir en la terapéutica y otros que no portan nada a lo que tenemos. Quizá el paso se está dando porque las decisiones no se están dando en el hospital sino a nivel de comunidades autónomas, de agencia, ministerio… Y el farmacéutico tiene que salir del hospital para poder involucrarnos allá donde se están tomando las decisiones.

Hay cada vez más posicionamientos: Aemps, comunidades, comisiones de Farmacia… ¿Cómo se siente el farmacéutico con esta pluralidad de posicionamientos?

Sentimos la necesidad y responsabilidad de estar donde se están tomando las decisiones. Ahora mismo, los farmacéuticos están en áreas de responsabilidad dentro de la Administración sanitaria muy alta –tanto en el ministerio como en la agencia– y lo que sentimos es que no nos podemos quedar solamente en el hospital. Si queremos formar parte de estas resoluciones, tenemos que estar trabajando conjuntamente con la Administración sanitaria, tanto a nivel nacional como autonómico.

Un momento de la entrevista con la nueva presidenta de la SEFH.

Un momento de la entrevista con la nueva presidenta de la SEFH.


Esta semana se ha puesto bajo audiencia pública el plan para la potenciación de los medicamentos genéricos y biosimilares, que dice que será la Comisión Permanente de Farmacia la que decidirá sobre los criterios de intercambiabilidad entre biosimilares. ¿Cree que esto pondrá fin, o al menos un coto, a la polémica sobre la intercambiabilidad del biosimilar?

Hemos avanzado mucho en la incorporación de biosimilares y genéricos. Llevamos 13 años con los biosimilares en nuestro país y hemos ido viendo una evolución muy rápida. Conceptos que hasta ahora eran muy novedosos se incorporan a la práctica clínica de una manera muy sencilla. Por ejemplo, el switch total en determinados colectivos con el acuerdo de los clínicos.


"Las innovaciones terapéuticas ahora mismo ocurren en una Medicina muy especializada"


Hay que ir juntos madurando estas ideas y entre todos, no solamente por un colectivo sino de una manera global. No solamente se está produciendo sino que es un área de gran eficiencia en la que debemos de trabajar.

Apoyo el plan en el sentido que se ha hecho, falta desarrollo normativo, vamos a ver hasta dónde somos capaces de llegar, pero creo que España como país tiene todavía mucho que hacer respecto a otros países europeos donde la introducción ha sido mucho más rápida y más amplia.

El gasto farmacéutico hospitalario ha ido aumentando año tras año, y la llegada de nuevos fármacos de alto coste no parece que vaya a cambiar esa situación. ¿Hace falta transformar el sistema para contener el gasto o más bien un cambio de mentalidad y asumir que hay un punto de no retorno en el que el gasto farmacéutico hospitalario va a ser cada vez mayor y el de farmacia comunitaria se va a estabilizar?

Las innovaciones terapéuticas ahora mismo ocurren en una Medicina muy especializada, y esto se traduce en que los aumentos sean mayores en el gasto de la Medicina hospitalaria.

Pero yo creo que tenemos que seguir buscando áreas de mejora, porque hay muchas, para tener un gasto que podamos asumir como SNS, y luchar, con el compromiso de la SEFH, para que el sistema español –uno de los mejores del mundo, con datos objetivos– sea asumible y podamos pasarlo a generaciones futuras. Es un compromiso como profesionales sanitarios y en esto van a encontrar el apoyo de la SEFH.

¿Cómo le gustaría ver al farmacéutico de hospital en el SNS dentro de cuatro años?

Si tuviera que decir solo un objetivo sería que los pacientes vieran al farmacéutico como un aliado para su salud, lo conocieran como el que le da la información sobre su tratamiento farmacológico en el detalle que el paciente pueda tener, ser capaces de llegar a todos los pacientes.

Yo tengo una función muy gestora en el hospital, no tengo una función asistencial, pero desde que luego que los pacientes a los que atendemos conocen a los farmacéuticos del Servicio de Farmacia del Son Espases, y los farmacéuticos los conocen a ellos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.