19 dic 2018 | Actualizado: 16:40

"Cuando pasas de R4 a adjunto tu enfoque laboral gira 180 grados"

El fin de la residencia y el comienzo de la vida profesional del farmacéutico es un periodo lleno de incertidumbre

Jimena Ramón, farmacéutica de Atención Primaria de Madrid.
"Cuando pasas de R4 a adjunto tu enfoque laboral gira 180 grados"
jue 01 marzo 2018. 15.50H
Marcos Domínguez
La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), en colaboración con Novartis, ha organizado la jornada ‘4FIR’, enfocada al residente de cuarto año. Acabar la residencia es un periodo lleno de incertidumbre pero al mismo tiempo emocionante, y Redacción Médica ha hablado con Jimena Ramón García, farmacéutica de Atención Primaria de la Dirección Asistencial Sur de Madrid sobre este nuevo periodo y cómo debe visualizar el futuro exresidente su desarrollo profesional.

“La principal diferencia es la responsabilidad total de las decisiones que tienes que asumir como adjunto”, explica.“Tu enfoque laboral gira 180 grados y pasas de ser residente supervisado a adjunto supervisor”. En este momento es cuando el farmacéutico debe “demostrar todas sus capacidades aprendidas en la residencia y ponerlas en práctica”.


"El FIR tiene que salir del caparazón de su Servicio y eso le va a suponer inseguridad"


El residente que termina el FIR “siente una inmensa alegría por el logro alcanzado” pero al mismo tiempo sabe que se enfrenta a una incertidumbre sobre qué le deparará el futuro. “Tiene que salir del caparazón y la protección de su Servicio al mundo del anonimato, lo que le va a suponer inseguridad, pero también la posibilidad y la emoción de nuevos retos”.

Jimena Ramón apunta a que el farmacéutico tiene que tener actitud siempre y estar dispuesto a seguir aprendiendo y construir su currículum. “Nuestra profesión se basa en una formación y una adaptación al cambio continua”, explica. “La voluntad de querer trabajar el máximo, la predisposición para hacerlo y las ganas de exprimir cada experiencia van a ser cruciales para que se pueda disfrutar y desarrollar con excelencia cada oportunidad”.

Hay oportunidades que el residente no puede planificar de antemano ni sabe cuándo le podrán surgir. “Hasta que no le llegue directamente la ocasión de trabajar, no será consciente de lo difícil que es tomar cada decisión”. Medir cada elección como reto profesional, personal y también a lo que renuncia al tomar la decisión será un reto permanente en la vida laboral del farmacéutico.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.