Los estudiantes, a Vox: "No hacen falta más facultades de Medicina"

El partido ha propuesto más plazas de Medicina para hacer frente a las jubilaciones

Laura Martínez, presidenta del CEEM, y Francisco Serrano, presidente del grupo parlamentario de Vox.
Los estudiantes, a Vox: "No hacen falta más facultades de Medicina"
mar 15 octubre 2019. 15.20H
“En nuestro país no hacen falta más facultades de Medicina”. Así de tajantes se han mostrado desde el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) a la propuesta que ha hecho Vox recientemente en Andalucía. La formación, concretamente, ha presentado una proposición no de ley en el Parlamento en la que insta a la Junta a aumentar el número de plazas de estudiantes de Medicina para combatir las jubilaciones.

Para el caso concreto de Andalucía, el partido pide que se duplique el número de plazas de Medicina en las facultades de la región. Actualmente, de las universidades andaluzas salen unos 1.000 médicos cada año, frente a las 1.895 jubilaciones anuales. Esto implica que Andalucía apenas produce la mitad de los médicos que necesita.


Una de los mayores ratios del mundo


“A diferencia de la creencia social, España tiene un número elevado de médicos teniendo en cuenta que `médico’ es toda persona con el título de Grado-Máster en Medicina, independientemente de la especialidad”, explican desde CEEM a Redacción Médica. “Nuestro país cuenta con una de las tasas más altas de médicos por mil habitantes (3,9 frente a la media de 3,4 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo - OCDE-)”.


"Abrir una facultad responde única y exclusivamente a intereses políticos"


España es “el segundo país del mundo en número de facultades de Medicina (0,95 facultades por millón de habitantes), duplicando la tasa recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 0,5”, esgrimen los representantes de los estudiantes.

Por ello, no entienden la propuesta de Vox y consideran que la apertura de nueva facultades y la ampliación de la oferta de plazas de Medicina “no se ajusta a las recomendaciones internacionales” ni, tampoco, a las “necesidades demográficas”. Por ello, desde CEEM advierten que “abrir una facultad responde única y exclusivamente a intereses políticos y/o económicos particulares, no justificados por una demanda real de profesionales ni a criterios académicos ni sanitarios”.

En la última década, se ha pasado de las 28 facultades a 42. El problema, por lo tanto, no radica tanto en la disponibilidad de plazas para estudiantes de Medicina, sino en “la imposibilidad de acceso a la etapa de la Formación Sanitaria Especializada (FSE)". Esto provoca que España tenga “una bolsa de médicos sin especialidad por exceso de egresados que salen de nuestras facultades de Medicina”.

Datos "alarmantes"


De hecho, la FSE “es de obligado cumplimiento para poder ejercer en España en la Medicina Pública y cada vez más también en la privada”, alertan los estudiantes. Es por este motivo que los datos al respecto son “alarmantes”: en la convocatoria MIR 2018 solicitaron realizar el examen 14.466 personas, para un total de 6.513 plazas, lo que supone “una ratio de 2.22 aspirantes por cada plaza”.

Por último, el Consejo insiste en que la posible disminución en la calidad educativa que podría llevar aparejada la apertura de nuevas facultades de Medicina, especialmente en aquellas provincias que ya disponen de una. “Supone tener que compartir infraestructuras entre varias Facultades como son los Hospitales Universitarios y los Centros de Salud, necesarios para la realización de prácticas clínicas”.

Esto conlleva “más estudiantes por médico-tutor de prácticas, saturación de consultas y más trabajo para el profesional”, en detrimento tanto de la formación de los estudiantes como de la calidad asistencial, avisan desde el CEEM.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.