Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 12:50
Conocimiento > Formación

Crónica del MIR 2018: muchos nervios, ‘madrazas’ y hasta un romance

La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, confía en que los flamantes residentes sean el sostén del SNS

Momentos posteriores a que un R1 elija su plaza.
Crónica del MIR 2018: muchos nervios, ‘madrazas’ y hasta un romance
Jesús Arroyo
Juan Carlos López/David López
Viernes, 20 de abril de 2018, a las 14:40
El primer día de los actos de asignación de las plazas MIR ha dado mucho de sí. Desde los problemas informáticos que han ralentizado el proceso de adjudicación hasta los chascarrillos de los funcionarios del Ministerio de Sanidad, que se han encargado de amenizar la espera.

El tándem perfecto para triunfar en el MIR.

“No hace falta que estéis tan callados, que no estamos en misa”, bromeaba una de las encargadas de asignar las plazas MIR, que a modo de premonición ya alertaba que “no tuitearan mucho, vaya a ser que se colapsará el internet”. Dicho y hecho. A los dos minutos de comenzar la asignación, el proceso ha comenzado a ralentizarse.

Incluso la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, ha querido estar presente en el acto de adjudicación antes de salir corriendo hacia el Consejo de Ministros, no sin antes recordarles que desde hoy “la salud de todos los españoles está en vuestras manos”.

Javier Castrodeza, secretario general de Sanidad y Consumo; Dolors Montserrat, ministra de Sanidad; y Carlos Moreno, director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad.

Javier Castrodeza, secretario general de Sanidad y Consumo; Dolors Montserrat, ministra de Sanidad; y Carlos Moreno, director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad.


Poco a poco, los 350 aspirantes que se han congregado en el gran salón de actos del Ministerio de Sanidad en el turno de mañana han ido aplaudiendo a cada uno de los flamantes residentes que escogía especialidad, demostrando así que ninguno de ellos es un número de orden, sino un aspirante MIR más.

Y es que entre los más de 14.000 personas que se presentaron al examen MIR del pasado 10 de febrero hay miles de historias que se resumen en un instante, en el que cada aspirante pulsa la tecla ‘enter’ y que le adjudica su plaza.

Bien lo saben Lucía y Catuxa Rodríguez, la número 4 y número 59 del examen MIR. No son hermanas, pero como si lo fueran. “Llevamos ya muchos años compartiendo piso en Galicia y estudiando Medicina juntas. Y como no, también hemos preparado el MIR”, señala entre risas Catuxa, evidenciando el perfecto tándem que han logrado.

Clara Fernández y Sussana Dunder, dos R1 más que satisfechas con la especialidad que han elegido.

Ahora sus caminos se separan. Lucía hará la especialidad de Anestesiología y Reanimación en el Gregorio Marañón de Madrid. Catuxa se queda en tierras gallegas para especializarse en Nefrología en el Hospital de A Coruña.

Otro caso curioso es el de la ‘primera pareja del MIR 2018’. Son Cristina y Emilio, que hoy han acudido juntos a elegir especialidad, con una diferencia. Ella escogía por la mañana y él por la tarde. “Confío en que esta tarde sigan quedando plazas disponibles de la especialidad que quiero”, reconocía tembloroso Emilio, mientras Cristina sostenía su acta de adjudicación: Dermatología en el Hospital Fundación Jiménez Díaz. Por su parte, ella no está muy preocupada, porque está segura que Emilio podrá escoger plaza, sobre todo tras el esfuerzo que ambos han derrochado juntos durante la preparación del examen MIR, y que les ha llevado hasta aquí. 

Nervios y emoción

A las afueras del Ministerio de Sanidad, decenas de familiares y amigos se agolpaban esperando la salida de los R1. Para muchos de ellos, la única manera de saber lo que estaba pasando dentro era a través del directo que Redacción Médica ha realizado a través de Facebook, dado que la web de Sanidad seguía sin dar señales de vida.  

“Mi hijo ha entrado dudando entre Cardiología y Plástica. Sigo sin saber que ha elegido”, explicaba una de las madres de los aspirantes, que confiaba en que eligiera Cardiología en La Paz, porque “le pilla más cerca de casa y puede venir a comer todos los días”. Y es que una madre siempre tiene claras sus preferencias.

A modo de pasillo, una lluvia de confeti y aplausos han ido arropando a cada uno de los MIR que han ido saliendo, incluso a algún otro trabajador del Ministerio de Sanidad que le ha pillado la fiesta por sorpresa. Cada uno de ellos salía levantando bien alto su acta de adjudicación de especialidad y hospital, que desde hoy ya los consagra como Médicos Internos Residentes del Sistema Nacional de Salud. 

Los 10 mejores números de orden antes de elegir especialidad.

Los 10 mejores números de orden antes de elegir especialidad. 

 
Los aspirantes esperan a que los actos de asignación dieran inicio.

Los aspirantes esperan a que los actos de asignación dieran inicio. 


El salón de actos del Ministerio de Sanidad ha acogido la primera jornada de asignación de plazas MIR.

El salón de actos del Ministerio de Sanidad ha acogido la primera jornada de asignación de plazas MIR. 


Un momento de la asignación.

Un momento de la asignación.