18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 13:40
Política Sanitaria > Enfermería

Los enfermeros piden al Gobierno que no baile la yenka con la OPE nacional

El sindicato critica que se negocie "en diferido", puesto que Sanidad es el intermediario con las comunidades

Manuel Cascos, presidente del sindicato Satse.
Los enfermeros piden al Gobierno que no baile la yenka con la OPE nacional
Redacción
Viernes, 24 de noviembre de 2017, a las 14:00
El sindicato de Enfermería Satse ha denunciado que el “baile de cifras” que Gobierno y comunidades autónomas están ofreciendo sobre la OPE de estabilización demuestra “una “apatía generalizada para mejorar la situación laboral y personal de los miles de profesionales temporales que siguen encadenando contratos en precario en nuestro país”.

Tras conocerse la posible reducción del número de plazas que finalmente se ofertarán en la OPE de estabilización comprometida hace meses, el sindicato apunta que las escasas reuniones mantenidas entre los representantes de las distintas administraciones y de los trabajadores “llevan siempre al mismo punto de falta de avance e incumplimiento de lo acordado, sea por uno u otro motivo”.

También ha criticado que se esté produciendo una negociación “en diferido”, ya que los sindicatos no abordan directamente este asunto con los responsables de las comunidades autónomas, sino que lo tienen que hacer a través de la intermediación del Ministerio de Sanidad.

"Miles de profesionales no saben cuándo, dónde, cómo y por cuánto tiempo volverán a poder trabajar"



“Nuestros gobernantes autonómicos se están dedicando a bailar la ‘yenka’, dando unos pasos adelante y otros atrás, dilatando en el tiempo de manera irresponsable el compromiso alcanzado de reducir la alta temporalidad que sufre nuestro Sistema Nacional de Salud”, apuntan desde la organización sindical.

Baremos y temarios unificados

Satse ha recordado que es partidario de que haya unos criterios básicos y comunes que armonicen los baremos y temarios de las pruebas, así como que se fije una fecha común para la celebración del examen de cada categoría, respetando las peculiaridades de las comunidades autónomas.

De esta manera, se garantizará de manera escrupulosa los derechos de los profesionales interesados en presentarse a las pruebas, apuntó el sindicato, para el que es también condición indispensable que haya un concurso de traslados previo.

“Acaba la crisis y comienzan las declaraciones de buenas intenciones por parte de nuestros políticos pero la realidad es que, a día de hoy, miles de profesionales de Enfermería y Fisioterapia siguen viviendo en una situación de incertidumbre continua. No saben cuándo, cómo, dónde y por cuanto tiempo volverán a poder trabajar”, subraya el sindicato de Enfermería.

Desde el Ministerio de Sanidad se ha informado que los exámenes de enfermeras, matronas y fisioterapeutas se celebrarán previsiblemente en el primer semestre de 2019, pero la organización sindical tiene cada vez más dudas de que los plazos previstos se cumplan a tenor de la actitud demostrada hasta el momento por los gobiernos autonómicos.