21 may 2019 | Actualizado: 19:05

Enfermeras estomaterapeutas piden una consulta propia en los hospitales

El Consejo General de Enfermería y profesionales de la región se han reunido con el consejero de Extremadura

Imagen de familia durante la reunión.
Enfermeras estomaterapeutas piden una consulta propia en los hospitales
jue 25 abril 2019. 18.20H
El consejero de Sanidad y Políticas Sociales de Extremadura, José María Vergeles, ha mantenido una reunión de trabajo con las representantes del Grupo Extremeño del Proyecto Oros (Observatorios Regionales de la Ostomía). Se trata de un grupo de trabajo compuesto por enfermeras y enfermeros expertos en ostomía de centros y hospitales de Extremadura, que cuenta con el apoyo del Consejo General de Colegios Oficiales de Enfermería. Durante este encuentro, Vergeles ha tenido oportunidad de conocer cuál es la situación en la comunidad autónoma y de los pacientes ostomizados extremeños, desde el punto de vista de su calidad de vida y de la atención y los cuidados especializados. Así ha conocido de primera mano los datos de Extremadura y su comparativa con el resto de España.

La ostomía es un tipo de cirugía que se practica a pacientes que sufren un cáncer (de recto, colorrectal, de ano, de vejiga o de colon, entre otros) así como otras patologías graves como enfermedades inflamatorias intestinales. Como consecuencia de esta intervención quirúrgica el paciente se ve obligado a vivir conectados permanentemente a una bolsa donde van a parar los desechos orgánicos.


El 35% de los hospitales públicos españoles no tienen acceso a un enfermero estomaterapeuta,


Esas personas, en ocasiones jóvenes o incluso niños, se enfrentan a una atención muy desigual en función de su comunidad de residencia. Cuando un paciente se ve obligado a someterse ostomía tiene dos alternativas: la primera es que se le asigne un enfermero experto en este campo, conocidos como enfermeros estomaterapeutas. Estos profesionales les enseñarán a tener una calidad de vida muy parecida a la que tenían antes: aprenden a cuidarse, a elegir entre los dispositivos financiados por la sanidad cuál es el que mejor se adapta a su estoma y a su morfología, a dominar su cuerpo y poder salir a la calle y no enfrentarse a pérdidas.

"La segunda alternativa es irse a casa y enfrentarse al estoma solos, a sufrir pérdidas, sentirse rechazados, caer en depresión, encerrarse en casa, evitar exponerse a las personas y no ir a eventos sociales, o a la playa o de viaje, nunca más, en definitiva, a ver cómo su vida se convierte innecesariamente en un infierno", han asegurado desde el CGE en una nota de prensa remitida a los medios.

Durante la reunión, los representantes del COF/Oros Extremadura presentaron al consejero el Libro Blanco de la Ostomía, la primera radiografía real de la ostomía en España. Se trata de un proyecto que ha contado con las aportaciones de medio centenar de profesionales sanitarios y pacientes y ha sido el proyecto ganador del Premio Go Health Award de 2019. El Libro Blanco revela que en toda España viven unas 70.000 personas a las que se ha practicado una ostomía, una intervención quirúrgica que precisa el uso de una bolsa colectora de orina o heces. Sin embargo, en el 35 por ciento de los hospitales públicos españoles no tienen acceso a un enfermero estomaterapeuta, especializado en este tipo de pacientes.


¿Reciben los pacientes ostomizados extremeños la atención adecuada?


Se estima que más de 1.600 extremeños conviven con una ostomía y existe un número importante de afectados que ocultan su condición por vergüenza o malestar. Extremadura, con seis consultas especializadas y una ratio de consultas superior a las 5,56 por millón de habitantes, está entre las Comunidades Autónomas que más recursos destinan al paciente ostomizado, sólo por detrás de Cataluña, y ha mostrado una especial sensibilidad con estos pacientes desde la consejería de Sanidad. 


El grupo ha planteado al consejero que se asignen plazas en consultas de ostomía


De hecho, fue una de las cuatro CCAA galardonadas por el Consejo de Colegios Oficiales de Enfermería por su labor en la difusión de la enfermería estomaterapeuta. Los representantes de la Enfermería estomaterapeuta extremeña han felicitado al consejero Vergeles por este compromiso. Asimismo, han presentado una serie de propuestas encaminadas a buscar mejores soluciones y visibilizar a estos pacientes.

Entre ellas, han abordado la reciente aprobación del Real Decreto que regula la indicación y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios por parte de los profesionales de enfermería (la denominada “prescripción” enfermera) y cómo afectará a la enfermería estomaterapeuta. En la actualidad, los enfermeros y enfermeras estomaterapeutas ya son los que deciden qué tipo de dispositivo va a llevar el paciente, en función de sus características.

Asimismo, el grupo ha planteado la posibilidad de avanzar en la mejora de la relación entre los niveles asistenciales (atención primaria y hospitalaria), en beneficio del paciente. También han señalado la necesidad de que la consulta de ostomía esté en la cartera de servicios de los hospitales, así como la importancia de la formación, y que esta se tenga en cuenta a la hora de asignar plazas en consultas de ostomía.


Los pacientes también lo necesitan


Campaña presentada por el Consejo General de Enfermería.

En el encuentro también ha estado presente una representante de los pacientes, Nachi Alvarado, presidenta de la Asociación de Ostomizados de Cáceres. Quien ha calificado de “fructífera” la reunión y “satisfactorio” el abordaje de la ostomía en Extremadura. Sin embargo, pide “más enfermeras estomaterapeutas y formación para otras enfermeras, que trabajan en entornos rurales ya que, dadas las distancias y el volumen de la población en función de su superficie, se necesita una mejor distribución de estas enfermeras expertas. El consejero se ha mostrado muy sensible a nuestra situación”, asegura Alvarado.

Representando a la enfermería, también han participado José Luis Cobos, investigador principal del Libro Blanco de la Ostomía en España, María Carmen Prieto Calle, vocal del Grupo Extremeño del Proyecto Oros y enfermera estomaterapeuta del Hospital San Pedro de Alcántara (Cáceres), y Manuel Enrique Inglés Durán, director de Enfermería de Atención Especializada del CHUC. Asimismo, ha asistido Eduardo García Blázquez, como coordinador del proyecto del Libro Blanco de la Ostomía por parte de Coloplast.


"El consejero se ha mostrado muy sensible a nuestra situación", aseguran los pacientes


Finalmente, las enfermeras estomaterapeutas han presentado al consejero Vergeles la campaña “Te da la vida” (#LaOstomíaTeDaLaVida) en la que ha participado la cantautora cacereña Chloé Bird, dirigida a dar visibilidad en la sociedad a los pacientes ostomizados.

La campaña gira en torno a una canción que es fruto del trabajo de enfermeros y pacientes que han querido transmitir, con la música, la letra y sus voces, esperanza y apoyo para las personas que deben someterse a este tipo de cirugías. El tema musical está interpretado por la propia Chloé Bird junto a un grupo de pacientes ostomizados y sus enfermeras estomaterapeutas que dan un testimonio de vida y esperanza para ayudar a futuros pacientes.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.