¿Qué se puede y qué no se puede hacer en el confinamiento perimetral?


El confinamiento perimetral es una de las medidas estrella durante la pandemia del Covid-19 para tratar de frenar el incremento de contagios en los territorios más afectados por la enfermedad. A groso modo, se trata de solución que tiene por finalidad restringir la movilidad de personas entre municipios o comunidades autónomas.

Se trata de una de las mayores restricciones que se pueden aplicar por parte de las administraciones pública pues supone una limitación casi total de un derecho fundamental como es la libre circulación. Por eso, solo se aplica en casos extremos. Ha demostrado ser una herramienta muy efectiva allí donde se ha utilizado, reduciendo la incidencia del coronavirus en pocos días.

Existen varias formas de aplicar un confinamiento perimetral. Normalmente su vigencia dura un tiempo fijado previamente (siete días, por ejemplo) y se anula una vez mejora la situación epidemiológica. No obstante, algunos gobiernos autonómicos han optado en aplicarlo solo los fines de semana, cuando se produce una gran cantidad de desplazamientos no esenciales y vinculados en gran medida al ocio.


Excepciones por las que se permite viajar


Mientras dure el confinamiento perimetral, solo se permiten los desplazamientos por razones justificadas tales como acudir al médico o al trabajo, también si se trata de una emergencia sanitaria, cuidar a un familiar que requiera de cuidados específicos o recibir tratamiento.

Otros motivos que permiten moverse son volver al lugar de residencia, ir a entidades financieras y de seguros en territorios limítrofes, hacer actuaciones ante órganos públicos, judiciales o notariales y trámites administrativos inaplazables. También se posibilita la opción de viajar para realizar un examen o para estudiar. La movilidad por motivos de ocio o las reuniones sociales están totalmente prohibidas.

En algunos casos, en los controles que distribuyen las Fuerzas de Seguridad del Estado -Guardia Civil y policías autonómicas- en puntos de las regiones confinadas, se puede exigir una declaración responsable que se debe rellenar con los datos personales (nombre, apellido, DNI, domicilio de origen, teléfono de contacto) el lugar de alojamiento en el destino, el motivo justificativo del desplazamiento, la fecha y la firma. Además, se recomienda llevar un anexo con un justificante indicando el motivo del desplazamiento.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.