16 nov 2018 | Actualizado: 16:15
Mié 08 octubre. 20.59H
El primer contagio de ébola en España comporta una crisis nacional en toda regla, pero no se puede decir que el aparato político-asistencial del Sistema Nacional de Salud (SNS) no esté preparado para ello. La experiencia de 2009 con el brote de gripe A debe servir, y mucho, como espejo para que Gobierno y comunidades autónomas aúnen voces con un mismo fin: poner freno a la expansión del virus. El Consejo Interterritorial del SNS convocado para este viernes se presenta como un foro para compartir experiencias y para que la Comunidad de Madrid no se enfrente sola al caso. Otras autonomías como Cataluña pueden aportar su experiencia con el manejo de la legionela, mientras que las gobernadas por los socialistas pueden poner sobre la mesa la experiencia de la anterior legislatura con la citada gripe A. Apelar a la unidad y a la cordura política es la consigna para un encuentro llamado a unir a los 17 servicios de salud en un solo frente, alejado de partidismos y declaraciones electoralistas. Es el momento de hacer piña.