Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Sábado, 07 de marzo de 2015, a las 20:58
Médicas de algunos Hospitales Públicos de Andalucía tienen menos tiempo para “amamantar a sus bebés” y no pueden atender a sus hijos e hijas enfermos.

Desde el Sindicato Médico Andaluz, denunciamos este trato discriminatorio que sufren las médicas que trabajan en todos los hospitales de Agencias Públicas Sanitarias (Alto Guadalquivir, Bajo Guadalquivir, Poniente, Costa del Sol y EPES) de Andalucía, en cuanto a los permisos y licencias, especialmente en aquellos relacionados con la lactancia y el bienestar de sus hijos e hijas. 

Actualmente, las médicas de los hospitales de las Agencias Públicas Sanitarias de nuestra Comunidad Autónoma, disponen de aproximadamente cuatro semanas menos para amamantar a sus recién nacidos, comparadas con el resto de trabajadoras de hospitales del SAS, a pesar de pertenecer ambos al mismo Sistema Sanitario Público Andaluz y que dependen de la misma Consejería de “Igualdad”, Salud y Políticas Sociales.

Según la Asociación Española de Pediatría, el no uso de la lactancia materna expone a los niños a un mayor riesgo de numerosos problemas de salud como  muerte súbita del lactante, muerte durante el primer año de vida, así como de padecer infecciones gastrointestinales, respiratorias y que éstas sean más graves y ocasionen ingresos hospitalarios.

No es el único permiso en el que las médicas de los hospitales de Agencias Públicas Sanitarias son discriminadas. Existen más casos. Por ejemplo, el derecho a la suspensión laboral por riesgo durante el embarazo; es decir, el derecho de la trabajadora a suspender su actividad laboral durante el embarazo si éste expone al feto a un riesgo. Estas situaciones son bastante frecuentes en sanidad por la exposición a infecciones, fármacos que producen malformaciones fetales, exposición a radiación o radioactividad. Esta suspensión hasta ahora en los hospitales públicos de la Agencia Pública Sanitaria, ha sido una verdadera utopía.

Los médicos y las médicas, denuncian además el trato discriminatorio que supone no poder faltar ni un solo día al trabajo. Ya sea por enfermedad propia o de sus hijos e hijas, debido a la fuerte penalización salarial, cosa que no les sucede a sus compañeros del resto de centros sanitarios públicos, que pueden ausentarse del trabajo por enfermedad hasta cuatro días sin ésa fuerte penalización económica. Todo esto, con la amenaza de dichas Agencias sobre imponer al médico o la médica una sanción muy grave en el caso de ausentarte del trabajo por enfermedad propia o de sus hijos e hijas, sanciones que han sido ejecutadas en algún caso y por fortuna desestimadas posteriormente en un Juzgado con la posterior retirada de la sanción.

Los médicos y médicas de las Agencias Públicas Sanitarias tampoco disfrutan del mismo derecho que sus “colegas” del SAS: permisos sin retribución para colaborar con ONGs, con actividades de cooperación internacional o humanitarias urgentes, o para asistir a cursos de formación y perfeccionamiento que redunden en una mejor atención a los pacientes.

Esta triste situación de desigualdad se vive en toda Andalucía: Granada (Hospital de Guadix y Loja), Almería (Hospital de Poniente y Toyo), Jaén (Hospital de Andújar, Sierra de Segura, Alcaudete y Alcalá), Córdoba (Hospital de Montilla, Puente Genil y Valle del Guadiato), Sevilla (Hospital de Utrera, Écija, Sierra del Norte y Morón), Málaga (Hospital Costa del Sol, Benalmádena y Mijas) y en cada una de las sedes del 061 repartidas por toda las provincias de Andalucía.  El Sindicato Médico Andaluz, han trasmitido sus quejas por estos temas en numerosas ocasiones tanto a su anterior Gerente Doña María García Cubillo, como a la misma Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales a Don Martín Blanco García (Secretario General de Planificación y evaluación  económica de la consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales).

Desde el Sindicato Médico Andaluz, se hace una llamada de atención a la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, ya que actualmente con estas actuaciones no hace honor al primero de sus nombres.

Iván Aguilar, vocal autonómico Agencias Públicas Sanitarias del Sindicato Médico Andaluz