24 de abril de 2017 | Actualizado: Domingo a las 20:25
Opinión > Firmas

Cómo hacer mejor las cosas desde la política

Ana Prieto, Presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Lugo
Martes, 10 de marzo de 2015, a las 21:34
La realidad que en estos últimos años estamos viviendo, está dejando una huella muy injusta en nuestra sociedad. Las consecuencias de las medidas tomadas por el gobierno a causa de la crisis económica, hacen que muchas personas, familias, muchos de nuestros vecinos y vecinas, tengan que enfrentarse cada día a barreras de todo tipo, en especial sanitarias, sociales, económicas, de educación e incluso culturales, lo que nos lleva a situaciones de una gran desigualdad y exclusión social.

Esto es aún mayor en el caso de las mujeres, ya que en ellas ha recaído la parte más dura de la crisis.

En mi trabajo como farmacéutica, a pie de calle en el mostrador de mi farmacia situada en un barrio de Lugo, la experiencia diaria del contacto directo con ciudadanos y pacientes, me ha hecho conocedora en primera persona de sus preocupaciones y de sus necesidades, en definitiva, de sus problemas, y también de las situaciones de desigualdad y exclusión social que sufren algunas personas.

Todo esto, junto con mis convicciones personales y mi compromiso social y político con la igualdad, equidad, con la justicia social y con las políticas públicas, han sido determinantes para que me decidiese a dar un paso adelante, comprometiéndome con la sociedad en un momento muy difícil para muchos, diciendo que sí a la propuesta que me hizo el actual alcalde de Lugo, el socialista José López Orozco de formar parte como número cuatro de la candidatura que él encabeza a las elecciones municipales, y a quien no puedo expresar mas que emoción y agradecimiento por la confianza depositada en mí.  Sabré estar a la altura de esa actitud generosa.

Estos días muchos me han dicho que soy valiente, pero lo que yo puedo decir es que es todo un honor, una suerte y un privilegio estar en esta candidatura, que lleva a cinco sanitarios en sus filas, y de la que destaco como un valor muy positivo el hecho de que está formada por personas muy experimentadas en diferentes sectores y sobre todo, con muchas ganas de trabajar.

Trataré de poner lo mejor de mí en este compromiso por Lugo, que afronto con mucha alegría y con mucha ilusión,  al que dedicaré todo mi esfuerzo y capacidad de trabajo para mejorar lo necesario, hacer todo lo que pueda valiéndome de las políticas sociales para combatir desigualdades y procurar resolver problemas en la búsqueda del bienestar social de los lucenses. Y todo esto sin dejar de atender mis responsabilidades colegiales con mi profesión, con total eficacia y buena planificación.

Me siento muy orgullosa de contar con el apoyo incondicional de mis tres hijas, pese a que son quienes sufren mis ausencias de casa,  y también del de quienes de corazón me han ofrecido el suyo.