20 nov 2018 | Actualizado: 13:00
Manuel Cascos, Presidente del Sindicato de Enfermería Satse
Jue 08 noviembre. 14.00H
Nueve meses, 500.000 firmas, 46 millones de razones. Las enfermeras y enfermeros hemos salido a la calle con un solo objetivo: garantizar la sanidad que todos merecemos gracias a un número suficiente de profesionales que nos atiendan y cuiden siempre en las mejores condiciones.

Hemos salido a la calle para pedir el apoyo de los ciudadanos y que, con su firma, prospere una Iniciativa Legislativa Popular que hemos elaborado para que se garantice por ley un número máximo de pacientes por cada enfermera o enfermero.

En estos momentos, las personas que son atendidas por una sola enfermera supera con creces las recomendadas por distintos estudios e informes nacionales e internacionales que concluyen, además, que con menos enfermeras y enfermeros las complicaciones aumentan y las posibilidades de fallecimiento también.

"Se trata de una ley que beneficiará a todos, no solo a los ciudadanos, sino también a los propios profesionales"



Por ejemplo, en España lo habitual es que cualquier profesional de Enfermería tenga, a diario, más de 15 pacientes hospitalizados a su cargo y hasta 5 pacientes si se trata de una unidad de cuidados intensivos. Son cifras que han de resolverse por quienes tienen la responsabilidad y capacidad de solventar esta arriesgada e inaceptable situación de falta de enfermeras y enfermeros en los hospitales y centros de salud de nuestro país.

Además, la situación varía según el servicio autonómico de salud que hablemos, lo que viene a constatar que el mero hecho de residir en un lugar u otro determina la calidad y seguridad en la atención sanitaria que se recibe.

No podemos seguir así. Si los políticos no mueven ficha, les vamos a impulsar a hacerlo. Si logramos las 500.000 firmas necesarias, la Iniciativa Legislativa Popular se discutirá en el Congreso de los Diputados y todos los partidos políticos, no solo el que está en el Gobierno, tendrán que posicionarse y decir si quieren o no más enfermeras para mejorar la atención sanitaria y la seguridad de los pacientes en nuestro país.

En otros países, como Estados Unidos o Australia, ya lo han hecho, y los resultados no pueden ser más positivos. Se trata de una ley que beneficiará a todos, no solo a los ciudadanos, sino también a los propios profesionales de Enfermería que trabajarán con una menor sobrecarga laboral, lo que repercutirá positivamente en su salud y seguridad en el trabajo, y al Sistema Sanitario en su conjunto, porque, además de mejorar la atención que presta, será más eficiente y económico.

Dicen que el camino se hace andando. Las enfermeras y enfermeros vamos a andar en los próximos meses muchos kilómetros para llegar a todos los rincones del país y lograr algo que consideramos justo y razonable. Haremos camino y generaremos un movimiento profesional y social que esperamos sea imparable.

Tenemos más de 46 millones de razones para hacerlo, cada una de ellas con un nombre y apellidos. Personas que necesitan de la atención y cuidados de una enfermera o enfermero en distintos momentos de su vida.

Nos hemos marcado un reto difícil pero en Satse estamos convencidos de que la fuerza conjunta de ciudadanos y profesionales puede lograr que nuestro país sea el primero de Europa y uno de los primeros del mundo en garantizar por ley una mejor atención enfermera, o lo que es lo mismo, una mejor salud para todos y todas.