13 dic 2018 | Actualizado: 17:25
La comunidad médica no cesa en conocer las consecuencias de uno u otros hábitos de vida de la mujer durante el embarazo para el futuro niño. Y así lo demuestra el último estudio de la revista International Journal of Epidemiology del que se hace eco todos los medios generalistas de este país, como por ejemplo, La Razón.

Este análisis -el primero que se publica hasta el momento- explica que la exposición prenatal al paracetamol aumenta un 30 por ciento el riesgo de que el bebé de ambos sexos padezca autismo o hiperactividad. Una hipótesis que ha alertado tanto a los profesionales sanitarios como a las embarazadas.

"Los niños y niñas expuestos de forma persistente mostraron un peor rendimiento en el K-CPT (un examen que mide la falta de atención, impulsividad y velocidad de procesamiento visual)", según el investigador del ISGlobal y coautor del estudio, Jordi Júlvez. En el caso de los varones, ellos presentaron un incremento de dos síntomas del espectro autista. La explicación de por qué se ha encontrado una relación con un aumento de síntomas del espectro autista sólo en varones podría ser porque "el cerebro masculino parece ser más vulnerable a influencias dañinas durante las primeras etapas de la vida", ha detallado, por su parte, la primera autora del estudio, Claudia Avella-García, investigadora también del ISGlobal.

"El paracetamol podría ser perjudicial para el desarrollo neurológico por varias razones. En primer lugar, éste alivia el dolor al actuar sobre los receptores de cannabinoides en el cerebro. Dado que estos receptores normalmente ayudan a determinar cómo las neuronas maduran y se conectan entre ellas, el paracetamol podría alterar estos procesos", añade Júlvez.