Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 16:20

Una app controla el estado de ánimo del paciente de psicosis

El médico puede programar todas las preguntas y ver las respuestas del paciente vía web

Miércoles, 25 de noviembre de 2015, a las 14:10
Redacción. Valencia
Investigadores del Instituto de Investigación del Hospital Clínico-INCLIVA y de la Universitad Politécnica de Valencia, han diseñado una nueva aplicación web y móvil cuyo objetivo es facilitar el seguimiento, monitorizar el estado anímico y mejorar la adherencia al tratamiento de pacientes con psicosis.  

En el mensaje de estado de ánimo, por ejemplo, se pregunta al paciente cómo se encuentra en ese momento; y el de efectos secundarios consiste en un conjunto de preguntas para comprobar si el paciente experimenta alguna reacción. Mientras, el último de ellos -actitud ante la medicación- aglutina un conjunto de afirmaciones para comprobar cuál es la aceptación del paciente ante el tratamiento. 

Aunque aún está en fase de primer prototipo, destaca por su fácil uso, de modo que la interacción requerida por parte del paciente es mínima. La app le recuerda la toma de medicación y le formula diversas preguntas -supervisadas por especialistas- acerca de su estado de ánimo y de los efectos de la medicación. 

 Por su parte, el médico puede programar todas las preguntas y ver las respuestas del paciente vía web, lo que le permite tener una visión permanentemente actualizada de su estado, adecuando el tratamiento al mismo. De este modo, contribuye a definir la posología, dosis diaria, etc. El equipo de investigadores está liderado por Ignacio Blanquer, por parte de la UPV, y por Julio Sanjuán, psiquiatra del Hospital Clínico e investigador del Instituto INCLIVA y del CIBERSAM. 

"Basada en Android, la aplicación recopila información de seguimiento mediante notificaciones programadas con cierta frecuencia, y las envía a una base de datos donde se almacena tanto la información recibida por el paciente como la configuración de programación de las notificaciones", apunta Ignacio Blanquer, investigador del Instituto I3M de la Universitad Politécnica de Valencia.