Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

Sanidad agiliza el reconocimiento del derecho a la asistencia sanitaria a las personas sin recursos suficientes

Publica una orden en el BOC para rectificar problemas detectados en otra de 2009 y para adecuarla a los tiempos de crisis económica

Domingo, 08 de mayo de 2011, a las 23:31

Redacción. Canarias
El Boletín Oficial de Canarias ha publicado este viernes una orden por la que modifica parcialmente la Orden de 18 de junio de 2009, que regula el procedimiento para el reconocimiento del derecho a la asistencia sanitaria pública a las personas sin recursos económicos suficientes.

Fernando Bañolas, consejero de Sanidad.

Mediante Orden de la Consejería de Sanidad, de 18 de junio de 2009, se regula el procedimiento para el reconocimiento del derecho a la asistencia sanitaria pública a las personas sin recursos económicos suficientes.

Según el texto que firma el consejero, Fernando Bañolas, el tiempo transcurrido, pese a su brevedad, resulta suficiente para constatar algunos problemas, en su aplicación, como por ejemplo, la exigencia de comprobación del cumplimiento de los requisitos anualmente, supeditando a dicha revisión la vigencia de la tarjeta sanitaria emitida a este colectivo.

Por otro lado, la crisis en la que estamos inmersos ha sacado a la luz los problemas de un colectivo de personas que estando afiliadas a la Seguridad Social, pierden su derecho a la asistencia sanitaria pública cuando pasan a la situación de baja por cotización por cese de la actividad laboral. Se trata de trabajadores que o bien no tienen derecho a prestaciones por desempleo en ninguna de sus modalidades (contributivas o no contributivas) o bien las han agotado.

Se trata con esta modificación de simplificar procedimientos, de tal modo que, por un lado, se establezca una presunción de insuficiencia de recursos para estos colectivos, de modo que concurra el supuesto de hecho que da lugar al reconocimiento del derecho, y por otro, la vigencia de la tarjeta sanitaria sea indefinida, sin perjuicio de que con posterioridad, la Administración sanitaria esté facultada para efectuar las comprobaciones que considere oportunas al respecto, procediendo a su revocación, en caso de que se constate que no se cumplen los requisitos establecidos.