18 nov 2018 | Actualizado: 14:30

“Ojalá la sanidad posibilite un pacto de gobierno”

La cronicidad, la sostenibilidad financiera y la libre circulación de pacientes entre comunidades son los retos de esta nueva legislatura para Jesús María Fernández

Viernes, 19 de febrero de 2016, a las 15:13
Carlos Corominas. Madrid
Se estrena como diputado nacional y también como portavoz en la Comisión de Sanidad del Congreso. Durante la constitución de la comisión este miércoles, se podía ver a un Jesús María Fernández desenvuelto, risueño y estrechando la mano a diestro y siniestro, a los portavoces del Partido Popular y a los del grupo de Podemos.
 
Aunque se estrena en la política nacional, Fernández tiene un largo bagaje en la administración local y experiencia internacional.  Fue viceconsejero de Sanidad del Gobierno Vasco entre 2009 y 2012 y trabajó como funcionario del Banco Mundial en proyectos de salud en Latinoamérica. También conoce el sector privado ya que trabajó en el área sanitaria de Oracle. El nuevo portavoz del PSOE de sanidad del PSOE en el Congreso ha sacado un hueco de sus primeras horas en el cargo para atender a Redacción Médica. Pide que le llamemos Jesús Mari y obedecemos, aunque a su señoría le seguimos tratando de usted.  

Miriam Ancochel, portavoz adjunta del PSOE en la Comisión de Sanidad del Congreso; Sebastián Franquis, presidente de la comisión y diputado del PSOE y Jesús María Fernández, portavoz socialista en la comisión, en la bancada del PSOE.


¿Cuál es su postura en relación a la prescripción enfermera?
 
Lo que pensamos es lo que hemos expresado en la PNL y es que se ha generado un conflicto innecesario entre profesiones y con las comunidades autónomas con la regulación del decreto actual. Queremos restaurar el acuerdo entre profesiones y entre instituciones y que se llegue a una solución en la que se establezcan cuáles son las competencias de las enfermeras y los enfermeros en el uso e indicación de medicamentos. Tiene que haber unos protocolos y unas guías clínicas, siempre delimitado dentro de los cuidados de enfermería. No se trata de que las enfermeras manejen medicamentos ni indiquen medicamentos que no tengan que ver con los cuidados de enfermería.
 
¿Cómo se deberían elaborar estas guías?  
 
Opinamos que debe de haber una parte básica en el sentido de delimitar qué medicamentos son los que se pueden utilizar por parte de la enfermería en relación a qué enfermedades y cuidados, pero también que sean las comunidades autónomas las que en el ejercicio de su competencia establezcan estos protocolos y establezcan también cuáles son los mecanismos para acreditar a las enfermeras.
 
Ustedes se han reunido con la profesión enfermera y defienden el diálogo con ellos
 
Claro, sí. Igual que nos vamos a reunir con representantes de la Organziación Médica Colegial. Lo que no puede ser es que haya dos profesiones tan importantes en la sanidad española que no estén dialogando sobre un tema que necesariamente tiene basarse en el acuerdo y que en los centros de salud y los hospitales se centra en la colaboración. Mal se puede entender que haya un conflicto entre profesiones que no existía y cuyo único responsable es el Ministerio de Sanidad.
 
¿Quién debería mediar para solucionar este conflicto?
 
No es un tema que nos competa a nosotros, ni al parlamento, ni a un grupo político. No es un tema de mediación, es un asunto que corresponde al ministerio que es quien lo tiene que liderar. Además del contenido, las formas de cómo se ha establecido son inaceptables. Es lógico que una modificación de la noche a la mañana de un aspecto tan nuclear del Real Decreto haya generado el malestar entre el colectivo de enfermería. Sin embargo, nosotros no tenemos que mediar en ese conflicto y lo único que podemos hacer es instar al Gobierno a que suspenda el Real Decreto dado que no ha convencido prácticamente a ninguna parte. Debe hacerse una revisión de la regulación y que lo haga este Gobierno o que lo haga el siguiente en la medida que exista un gobierno de España a medio plazo.
 
¿Cuáles son los plazos que se abren para hacer estas instancias al Gobierno desde la Comisión de Sanidad?
 
No lo sabemos ni nosotros. Se ha constituido la Comisión de Sanidad y entiendo que es la mesa y su presidente quien tiene ahora que acordar con la mesa del Congreso y el presidente de la cámara cuál es el calendario de sesiones de las distintas comisiones legislativas incluida la de sanidad. Nosotros hemos presentado la misma propuesta tanto para la revisión en la comisión como en el pleno del Congreso.
 
¿Qué postura defiende el grupo socialista sobre el Real Decreto de Gestión Clínica?
 
No tengo una posición formada todavía y tampoco lo he hablado con el resto del grupo, así que prefiero no posicionarme. Tampoco es un tema en el que el programa socialista diga nada más que nos parece fundamental que todos los profesionales participen en la gestión de los centros públicos y que haya un modelo de gestión pública. Sobre el detalle no puedo dar una posición.
 
Un poco antes de acabar la legislatura el gobierno pactó con Farmaindustria ligar el gasto farmacéutico al PIB. ¿Mantienen su negativa a este acuerdo?
 
Tampoco es un tema en el cuál tengamos una posición clara ahora mismo. Acabamos de constituirnos en comisión y todavía tenemos que revisar muchas cosas. Sobre el tema de cómo vemos el gasto farmacéutico, en la propuesta de gobierno que hemos lanzado hay una serie de medidas que queremos discutir con el resto de partidos y una es la racionalización del gasto farmacéutico. Incluye una mayor compra centralizada, una selección de medicamentos que puede tener diferentes fórmulas para los medicamentos que han terminado la patente y por la línea de ajustar la dosis a las necesidades específicas de prescripción del medicamento. Son medidas que están ahí, pero que no dejan de ser propuestas y conscientes de que estamos en la fase de negociación del programa de gobierno.
 
Ha mencionado la compra centralizada de medicamentos. ¿Barajan un modelo de subastas nacionales de medicamentos?
 
Hablamos de una selección pública de medicamentos sin patentes. Hay mecanismos diferentes y ese el diálogo que estamos teniendo con las otras fuerzas políticas. Es razonable que haya algún mecanismo que nos permita fijar un precio para aquellos medicamentos que son de amplio uso y dentro de las opciones que caben en la legislación farmacéutica española.
 

Jesús María Fernández saluda al portavoz de Sanidad PP, José María Eiros, durante la primera sesión de la comisión.

¿En qué estado están las negociaciones para formar gobierno y qué papel juega la sanidad?
 
Las negociaciones están bastante avanzadas con varias fuerzas políticas como Ciudadanos, Izquierda Unida, Compromís y el PNV. Lo están llevando a cabo los equipos de negociación sobre la base del documento que nosotros hemos presentado y hasta donde yo sé en sanidad no ha habido ninguna barrera. Es verdad que con Podemos no nos hemos sentado a negociar todavía. El caso es que hay dos documentos: el del PSOE, encargado de formar la alianza, y otro que ha puesto sobre la mesa Podemos y que valoramos en el sentido en que ayuda a establecer esa negociación. Hay muchísimas coincidencias en lo que dice Podemos y lo que proponemos nosotros en materia sanitaria.
 
Cabría esperar que hubiera mayores diferencias con Ciudadanos. ¿Ha cambiado este partido su postura?  
 
Hay que dejar avanzar las negociaciones y cuando los equipos y las distintas fuerzas consideren que es el momento harán sus declaraciones a ver si hay acuerdos y qué acuerdos y en qué medidas las negociaciones han aunado las propuestas de unos y de otros. Las negociaciones están avanzando muy bien con todos los grupos políticos con los que hemos mencionado excepto con Podemos y no ha habido ningún obstáculo en sanidad.
 
Sin embargo, hay una diferencia esencial con Ciudadanos en el tema de la universalidad
 
Ahora mismo afortunadamente es un área de coincidencia. Coincidimos todos en que hay que recuperar la universalidad de la atención sanitaria que nunca se debería de haber perdido. Lo que hizo el RD 16/2012 fue un disparate que ha generado tantas dificultades en la sanidad como inseguridad jurídica para médicos. Se hizo un problema donde no lo había en la sanidad española y ahora hay una amplia mayoría de los grupos políticos con excepción del PP de recuperar la universalidad.
 
Pero Ciudadanos se refiere únicamente a la universalidad para españoles
 
El detalle no lo sé y entiendo que lo están acordando entre los equipos negociadores. Dentro de pocos sabremos algo más con concreción y detalle.
 
¿Cuál es su relación con José Martínez Olmos, antiguo portavoz de Sanidad en el Congreso [y ahora portavoz de Sanidad en el Senado]?
 

José María Fernández con José Martínez Olmos, portavoz de Sanidad en el Senado.

Le conozco desde hace mucho y valoro mucho el trabajo que ha hecho y nos hemos coordinado en distintas tareas como en la preparación de programas del partido y tuvimos muy buena coordinación cuando él estaba de secretario y más tarde de portavoz y yo era viceconsejero en el País Vasco.
 
En lo personal estoy muy emocionado porque es una primera experiencia como parlamentario y me parece un enorme lujo poder tener esta oportunidad y una responsabilidad de representar la política sanitaria socialista en un momento que es muy importante. La sanidad española hoy tiene enormes desafíos por delante como el de la cronicidad y la insuficiencia financiera a los que hay que sumar los generados por el PP en estos últimos cuatros años que hay que revertir.
 
¿El que haya cuatro partidos en lugar de dos es bueno para que haya acuerdos en materia sanitaria?
 
Así es. De hecho, si te fijas en la propuesta de gobierno que hemos planteado en el capítulo de sanidad se habla de un pacto sanitario y somos conscientes de que es muy necesario. En esa búsqueda de un acuerdo más amplio es fundamental que estén todos los actores posibles para consolidar todos los logros de la sanidad española. También para ponerla en la capacidad para afrontar con éxito los distintos éxitos que tenemos desde sostenibilidad y la cronicidad o la libre circulación de pacientes entre las distintas comunidades autónomas.
 
Los pactos son una obligación porque, si no se dan, no vamos a poder gobernar este país. A mí ya me parece que el programa de gobierno que podamos liderar requiera del apoyo de al menos 4 fuerzas políticas es una gran oportunidad para hacer un pacto sanitario. Ojalá, como en el caso del pacto constitucional, recoja a todos los partidos políticos con independencia que estén o no en el gobierno. Lo que es claro es que aquí no sobra nadie y no debe haber barreras ni en los partido independentistas ni en el PP porque en materia sanitaria nos podemos poner todos de acuerdo y ojalá sea posible. Además, les estoy pidiendo colaboración a Enfermería y a la OMC para llegar un gran pacto sanitario.
 
¿Es optimista en cuanto a la formación de Gobierno?
 
La dificultad de conformar una mayoría suficiente de Gobierno está clara porque los españoles han votado así. Soy muy consciente de que es difícil lograr el número de apoyos necesarios para constituir un gobierno estable. Conforme avanzan las negociaciones se despejan más las nubes y veo la posibilidad de conformar este gobierno cada vez con más optimismo. Ojalá la sanidad contribuya a hacer posible ese pacto de gobierno.

ENLACES RELACIONADOS:


La Comisión de Sanidad del Congreso echará a andar tras el debate de investidura (17/02/16)
 
El PSOE presidirá la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados (02/02/16)
 
El gasto farmacéutico queda atado al PIB (05/11/15)
 
Martínez Olmos: “El acuerdo con la industria no tiene sentido sin la participación de las CCAA” (19/05/15)