Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Multicultura y Psiquiatría ‘desquician’ al gerente

También hay dificultades con los pacientes muy informados o con las infecciones

Martes, 17 de noviembre de 2015, a las 18:01
Carlos Cristóbal / David García / Imagen y vídeo: Cristina Cebrián. Córdoba
Los nuevos perfiles de pacientes y la respuesta que los hospitales les dan, han sido los temas de debate sobre los que ha girado un panel de experiencias que ha tenido lugar dentro de las actividades del VII Encuentro Global de Directivos de la Salud que ha tenido lugar este fin de semana en el Parador de Córdoba, organizado por Sanitaria 2000 con el auspicio de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) y la colaboración de Air Liquide Healthcare, Cardiva, Fresenius Medical Care, Kern Pharma, Medtronic y Siemens.
 
César Pascual, director general de Coordinación de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, ha ejercido de presentador y conductor de la actividad, que ha contado además con la participación de cuatro directores gerentes: José Manuel Aldámiz-Echevarría, del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza; Marina Álvarez, del Reina Sofía de Córdoba; José Manuel Ladrón de Guevara, del Universitario Donostia; y Ricardo Trujillo, del Rey Juan Carlos de Móstoles en Madrid.
 

Ricardo Trujillo, Marina Álvarez; José Manuel Ladrón de Guevara; y José Manuel Aldámiz-Echeverría.



Los cuatro directores han estado de acuerdo en que una de las asignaturas pendientes que tienen los centros hospitalarios es adaptar la multiculturalidad. “Los ingresos de culturas diferentes generan dificultades, y pretendemos que se adapten”, ha asegurado César Pascual.
 
A este respecto, tanto Aldámiz-Echevarría como Ladrón de Guevara han estado de acuerdo en que aún no lo han conseguido mientras que Marina Álvarez ha especificado que en su centro al menos suelen surgir problemas con los pacientes de origen africano.
 

José Manuel Aldámiz-Echeverría; Marina Álvarez; José Manuel Ladrón de Guevara; y Ricardo Trujillo.

Otra de los aspectos que según los gerentes se pueden mejorar es el del ámbito de la psiquiatría, y de hecho, Aldámiz-Echevarría habla directamente de “carencias” y de “pacientes muy agresivos” a los que el hospital ha de dar respuesta.
 
“Es una pelea continua con psiquiatría”, ha asegurado Ricardo Trujillo.
 
También ha habido cierto debate en cuanto a las infecciones, con el caso del ébola todavía en el recuerdo. Mientras que Ricardo Trujillo ha defendido que “no estamos preparados” para casos graves de infecciones masivas, Ladrón de Guevara ha opinado que “sí podríamos dar respuesta”.
 
Por su parte, Marina Álvarez ha considerado que tal vez la actuación contra el ébola “estuvo desproporcionada”.
 
El trabajo con las asociaciones
 
Aunque Ladrón de Guevara ha reconocido por ejemplo que se perciben como una nuevas necesidades algunas que ya llevan tiempo en los hospitales como las de aquellos pacientes que tras ser dados de alta no tienen a nadie fuera que les ayude.
 

César Pascual explica las claves sobre los nuevos perfiles de pacientes.

En este caso, apuntan, aparece el trabajo con las asociaciones, y en este sentido Marina Álvarez ha destacado el papel de la enfermera gestora de casos y la enfermera de enlace como medios para intentar solucionar estos casos.
 
En el caso del Rey Juan Carlos de Móstoles, Ricardo Trujillo destaca también el trabajo que desde su centro se realiza con asociaciones de fuera del ámbito sanitario, “asociaciones de vecinos, por ejemplo, que lo que plantean muchas veces no es una necesidad asistencial”, aunque reconoce que la estructura del hospital dificulta ese contacto y cree que se debe poner más esfuerzo para ello.
 
En consonancia con ello se ha mostrado Aldámiz-Echevarría, que ha asegurado que “nos queda mucho que avanzar en el tema asociativo”.
 
En este punto, César Pascual ha hecho mención al momento en el que el paciente habitual pasa a ser “un paciente exigente”, que propone retos al centro que muchas veces no sabe solucionar a corto plazo, y que tiene mucho que ver con el perfil del paciente informado y su contacto con asociaciones.
 
Para Marina Álvarez por ejemplo, este tipo de pacientes y asociaciones “juegan un papel muy importante”, aunque destaca también que la mayoría de esas asociaciones no son reivindicativas, sino que cumplen perfectamente su papel dentro del sistema ayudando.

ENLACES RELACIONADOS:

“La biotecnología es la siguiente revolución” (16/11/2015)
 
Una evaluación MIR para ser gerente sanitario (16/11/2015)

La crisis no dejará ‘poso’ en la gestión sanitaria (15/11/2015)

La prisa lastra la eficiencia energética hospitalaria (15/11/2015)
 
El reto de la cronicidad requiere “reformas profundas” e inversión (14/11/2015)

Tecnología sanitaria: España necesita un evaluador (14/11/2015)

Un minuto de silencio por las víctimas de París (14/11/2015)

“La aplicación del modelo de gestión clínica puede ser evolutiva, pero no doble” (13/11/2015)