Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 14:10

El reto de la cronicidad requiere “reformas profundas” e inversión

Tanto unos como otros reivindican su papel a la hora de afrontar el reto de la cronicidad, que se dará por superado (ambos están de acuerdo) si antes se superan una serie de dificultades

Sábado, 14 de noviembre de 2015, a las 12:05
Carlos Cristóbal / David García / Imagen y vídeo: Cristina Cebrián. Córdoba
Clínicos y economistas de la salud han llegado a la conclusión de que el sistema sanitario puede hacer frente a la cronicidad pero con matices. Así lo han puesto de relieve destacados representantes de cada lado. Por un lado, Javier Ruiz Moreno, del servicio de Medicina Intensiva de QuirónSalud, del Hospital Universitari Sagrat Cor; y por otro David Cantarero, profesor titular y responsable del grupo de I+D+i en Economía de la Salud de la Universidad de Navarra.

David Cantarrero, Pere Vallribera y Javier Ruiz Moreno durante el debate.


 
Ambos han participado en un cara a cara que ha formado parte del programa del VII Encuentro Global de Directivos de la Salud, que se celebra este fin de semana en el Parador de Córdoba.
 
Javier Ruiz ha enumerado una serie de dificultades que hay que superar para poder tratar la cronicidad, como por ejemplo que no hay integración entre niveles de salud, que “se orientan a las especialidades y no al paciente”. Además, para el médico intensivista, los hospitales de agudos están poco definidos y en ellos se confunden los enfermos crónicos con agudos o con geriátricos por ejemplo.
 

Javier Ruiz, de QuirónSalud, rompe una lanza por los enfermeros en materia de cronicidad.

Respecto a los centros hospitalarios, cree que son “muy verticales”, y rompe una lanza a favor del papel de la Enfermería ya que para él, “la complejidad del enfermo también ha de medirla el profesional de enfermería”.
 
Además, ha señalado que “el producto sanitario está poco identificado” y cree que eso hace difícil que se conozca cuánto va a gastar un enfermo crónico.
 
David Cantarero por su parte ha defendido que el SNS sí podrá hacer frente a la cronicidad pero deberá hacerlo “con reformas profundas” y se ha mostrado confiado en que “la economía será mejor” y propiciará más recursos para la inversión aunque a este respecto precisa que se tendrá que decidir dónde gastarlo. Sin embargo, el economista ha asegurado categóricamente que “Sanidad está controlada por Hacienda”.
 
Y es que Cantarero vaticina que en el futuro las CCAA van a estar más cargadas de impuesto y por eso cree que las desigualdades entre ellas aumentarán y por eso deberían exigir más recursos.
 

David Cantarero en un momento de su intervención.

Como reflexión final, Cantarero define ese gasto no como tal, sino como una inversión, ya que una persona sana puede trabajar, aportar, rendir y no gasta recursos sanitarios, de ahí la importancia de prevenir en salud.
 
Cantarero ha reclamado “más evaluación económica” porque “el sistema no va a poder financiar todo en todo momento”. Para ello ha reivindicado el papel de los economistas de la salud “para gestionar y evaluar esos costes y su efectividad”.
 
Para Cantarero, una de las claves para poder llegar a hacer frente a la cronicidad es la prevención, ya que si no se desarrolla, después el sistema tendrá que volver a pagarlo.
 
En este sentido ha puesto de relieve que un paciente crónico puede llegar a gastar de media al año unos 16.000 euros, mientras que el gasto medio por paciente en ese periodo en las CCAA está en torno a los mil euros, lo cual da cuenta de que hay cierta insostenibilidad en esas cifras.
 
El economista ha pedido “priorizar lo que realmente añade valor terapéutico”, y por eso ha solicitado también fórmulas de riesgo compartido ya que “no vamos a llegar a todo en lo público”.
 
El debate entre ambos ha estado moderado por Pere Vallribera, presidente de la Sociedad Catalana de Gestión Sanitaria, que ha comenzado la actividad poniendo de relieve los buenos datos de España en cuanto a esperanza de vida (83,2 años), circunstancia muy ligada al asunto de la cronicidad, y ha recordado a este respecto que los informes de la OCDE nos indican que podemos manejar mejor la cronicidad y otros aspectos relativos a la prevención y la promoción, como el tabaquismo y la obesidad infantil.

El VII Encuentro Global de Directivos de la Salud está organizado por Sanitaria 2000 junto a la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) y con la colaboración de Air Liquide, Cardiva, Fresenius Medical Care, Kern Pharma, Medtronic y Siemens.




ENLACES RELACIONADOS:

“La aplicación del modelo de gestión clínica puede ser evolutiva, pero no doble” (13/11/2015)