Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

Manises adquiere un nuevo TAC que reduce un 40 por ciento la dosis de radiación

El técnico puede planificar el estudio desde dentro de la sala

Jueves, 09 de abril de 2015, a las 18:59
Redacción. Valencia
El Servicio de Radiología del Hospital de Manises ha adquirido un nuevo equipo para la realización de Tomografías Computerizadas (TAC) que aumenta la precisión y calidad de la imagen y reduce hasta un 40 por ciento el nivel de radiación a la que se somete al paciente.

El centro sanitario ha señalado que el nuevo artículo permite la adquisición de la imagen de manera "muy rápida" gracias a su "avanzada" tecnología y a la facilidad de manejo, además de que el paciente recibe una baja radiación ya que dispone de una tecnología de optimización de la dosis "muy avanzada". Además, ha indicado que prevé realizar más de 20.000 estudios al año con este nuevo TAC.

El centro ha invertido 480.000 euros en la compra de este nuevo aparataje con tecnología multidetector de 128 cortes que además permite hacer estudios avanzados del corazón y de las arterias coronarias, obtener información más precisa en pacientes oncológicos y de su respuesta al tratamiento (estudios funcionales de perfusión), así como una interpretación más fiable de pacientes con patología vascular.

"La implementación del nuevo TAC en el Servicio de Radiología del Hospital de Manises supone un importante salto cualitativo en la prestación de servicios para los pacientes de nuestra área de salud", explica la jefa del Servicio de Radiología, Yolanda Pallardó.

Según ha detallado el centro sanitario, el nuevo TAC adquirido por Manises también es "muy útil" en los pacientes graves y en niños, que requieren exploraciones rápidas, ya que estas se consiguen "con una gran calidad diagnóstica y reconstruidas rápidamente en tiempo real", al tiempo que posibilita mayor comodidad para el paciente y una mayor resistencia para personas con exceso de peso.

Otra ventaja en el caso de pacientes con necesidades especiales, es que el técnico puede planificar el estudio desde dentro de la sala, lo que redunda en que se dedique más tiempo directo al cuidado y confort del paciente. Además, los avances técnicos que incorpora el nuevo TAC de Manises también permiten que el estudio posterior de la imagen (postproceso) se pueda llevar a cabo desde cualquier puesto de trabajo del propio Servicio o a distancia, ha indicado Pallardó.